Economía

El riesgo-país llegó a 1.741 pb; el Merval logró suba de 10%

Tras el lunes negro, el rebote en acciones fue impulsado por una buena performance de los mercados externos y la expectativa de los anuncios de medidas que hará el Gobierno.

Tras sufrir el lunes el peor derrumbe de su historia -medido en dólares-, la Bolsa porteña recuperó ayer una parte de todo lo perdido, al rebotar más de 10%, algo que no pudo replicarse entre los bonos argentinos, que profundizaron sus caídas (en algunos casos de dos dígitos), con un riesgo-país ya por encima de los 1.700 puntos básicos.

De la mano de un rebote técnico principalmente de aquellos ADR de bancos y energéticas que el lunes se habían derrumbado más de un 50% en dólares, el índice accionario S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) escaló un 10,2%, a 30.344,56 unidades, en una jornada en la que el dólar volvió a subir pese a las intervenciones del Banco Central (ver página 5).

En un clima de prudencia y elevada volatilidad sólo para el “trading”, el rebote de ayer fue impulsado por dos factores: la buena performance de los mercados externos y la expectativa de un posible paquete de medidas económicas que anunciaría el Gobierno en estas horas, dijeron operadores.

En ese marco, las subas más relevantes de la jornada las anotaron las acciones de Aluar (+19%); BBVA (+18,4%); Telecom (+17,8%); Banco Macro (+16,8%); y Mirgor (+15,9%).El volumen de negocios totalizó $2.785,3 millones.

“Ayudó la buena jornada que mostraron mercados de referencia (subas de hasta 1,9% en Wall Street), gracias a que el Gobierno de Trump anunció un retraso en los aranceles de importación desde China”, comentaron desde Rava. Más allá de eso, en el fondo siguen los desafíos por la desaceleración económica global y una curva de los bonos de EE.UU. invertida que refleja las desfavorables perspectivas.

Pero también tuvieron cierta implicancia en la jornada “los transcendidos de un posible paquete de medidas económicas que anunciaría el Ejecutivo en las próximas horas”, agregaron en las mesas (ver página 3).

Imparable, el riesgo-país subió ayer un 18,68%, hasta los 1.741 puntos básicos, su mayor nivel en más de una década.

Frente a este panorama, los principales títulos públicos volvieron a caer fuerte, profundizándose la inversión de la curva, ya que se potencia el riesgo de reestructuración entre los inversores. Las principales caídas las registraron el Argentina 2027 (-15%); el bono centenario (-10,9%); el Discount bajo ley argentina (-8,7%); el Bonar 2024 (-8,6%); y el Bonar 2020 (-7,88%). De esa forma, culminaron la jornada con rendimientos que van desde el 13,6% y llegan al 67,7%. “Los bonos extendieron su debilidad mientras siguen hundiéndose las paridades ante mayores temores a una eventual reestructuración, de ahí los desorbitados rendimientos de los títulos más cortos”, analizó el economista Gustavo Ber.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario