Edición Impresa

El rojo de las cuentas públicas se redujo 24,4 % en febrero

• HUBO UN FUERTE INCREMENTO EN LA RECAUDACIÓN Y UNA CAÍDA DEL GASTO
También el Gobierno logró reducir 7,5% el déficit financiero, que incluye el pago de intereses de deuda. Llegaría cómodamente a lograr las metas del primer trimestre del 0,6 puntos del PBI.

El déficit fiscal del sector público nacional registró en febrero una baja del 24,4% respecto de un año atrás, al ubicarse en los $20.228 millones, algo que luce como lógico si se toma en cuenta el fuerte aumento de la recaudación impositiva y la reducción de gastos que está llevando a cabo el Gobierno. Pero el dato que puede entusiasmar al ministro Nicolás Dujovne es que al menos este mes puede esgrimir que el déficit financiero, es decir, aquel que incluye el pago de los intereses de la deuda, también descendió levemente, el 7,5 % hasta $27.738 millones. La mejora del segundo indicador se debe a que al bajar el déficit primario posibilita tomar menos deuda. A pesar de ello, durante el segundo mes del año, el pago de intereses de la deuda ascendió a $7.500 millones, más que duplicándose (+131%) respecto a igual período de 2017.

Por un lado, los ingresos sumaron $172.966 millones con una mejora del 26,7%. La planilla de la Secretaría de Hacienda mostró que el IVA saltó el 46%; aportes y contribuciones a la seguridad social, 29%; transferencias de combustibles, 27 y derechos de importación, 50%, entre otros. Como contrapartida, el gasto bajó 18,4% a $193.194 millones. Los subsidios a los servicios públicos cayeron 31% mientras que en gastos de capital se registró una merma del 15%. De ese modo, el equipo de Hacienda logró acomodar la caja como para llegar más o menos cómodos a cumplir el objetivo del 0,6% de déficit del PBI del primer trimestre.

La economista Marina Dal Poggetto explicó a Ámbito Financiero que "es muy probable que puedan cumplir con las metas fiscales de este año" del 3,2%. En tanto, la consultora Ecolatina indicó, en relación a la caída de los gastos de capital, que "la obra pública en vivienda fue la más afectada" lo cual se debe a que "2018 no sea un año electoral" y a la puesta en marcha del esquema de participación público-privada (PPP) que a criterio de la consultora "posibilitaría reducir los desembolsos del Estado en la obra pública sin golpear su ejecución".

De tal modo, las chances de que Dujovne pueda lograr una caída del déficit financiero en los próximos meses, que es el talón de Aquiles del programa gradualista, dependerá, dijo Dal Poggetto, de cómo evolucione "el sendero de corrección del gasto, de lo que pase con el crecimiento de la economía y de la tasa de interés" a la que Argentina consiga financiamiento en el exterior, en momentos en que la Reserva Federal de Estados Unidos se dispone a subirla este año.

Por otro lado, con el resultado de febrero, en el primer bimestre del año el déficit primario fue de $16.299 millones, 29,6% menor con respecto al mismo período de 2017, equivalente a 0,1% del PBI. Sin embargo, el resultado financiero de los dos primeros meses del año mostró un rojo de $ 53.627 millones, con un aumento del 50% interanual.

Dujovne aseguró en distintos foros que este año el déficit fiscal primario se reducirá a 3,2 puntos porcentuales del PBI "o aún un poco menos", mientras cree que la pauta de endeudamiento que maneja el Gobierno "es perfectamente sostenible". Algunos analistas estiman que el ministro podría mostrar a fin de año un déficit de entre 2,8 y 2,9 puntos del Producto, en línea con lo que sostiene Dujovne.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario