Negocios

El secreto de la creadora de las cocinas infantiles: "Un celular y una buena idea"

Wonderplay Toys es una mini fábrica de cocinas y muebles de madera para jugar. Pero además posee una línea de productos que sigue creciendo y ya cuenta con batidoras, licuadoras, tostadoras y hasta parrillas.

Puro espíritu emprendedor. El germen del negocio fue un simple pedido de su hijo Vicente: quería una cocinita para jugar y ella se dio cuenta de que no había dónde comprarla. Los negocios estaban llenos de modelos pero todos destinados indudablemente a las nenas, entonces decidió construirla ella misma.

Como suele pasar en estas historias, publicó una foto de su creación en las redes y llegaron los primeros pedidos a lo que hoy es Wonderplay Toys, una verdadera mini fábrica de cocinas y muebles de madera infantiles. Pero además dio nacimiento a una línea de productos que sigue creciendo y ya cuenta con batidoras, licuadoras, tostadoras y hasta parrillas.

Rocío Alalu fue una de los participantes del programa de capacitación gratuita Impulsá con Facebook para fomentar la inclusión de pymes y emprendedores en la economía digital, donde dialogó con Ámbito. Su lema: “Juguetes sin enchufes y libres de prejuicios”.

Periodista: ¿Cómo empezaste?

Rocío Alalu: Haciendo dos cocinas que estuvieron seis meses en el living de mi casa, hasta que les saqué fotos y vendí una en Facebook. Esa clienta me trajo otra, con ese capital pude hacer dos cocinas más, se convirtieron en cuatro y empecé a armar una línea más completa que se autofinanció.

P: ¿Qué sugerencias le darías a un emprendedor?

R.A.: Que hoy en día, con todas las plataformas que existen, es muy fácil poder empezar sin arriesgar tanto. Con un celular y una buena idea se puede arrancar y después ir percibiendo como lo recibe tu audiencia. Paso a paso se pueden generar un montón de cosas y crecer de a poco mientras vas conociendo el mercado. Es un mercado muy difícil y si arriesgas todo el dinero junto podes perder mucho.

P.: ¿Cuál sería tu ABC de cabecera?

R.A.: Una buena idea, una página en Facebook y meterle muchas pilas a las publicaciones. Está bueno generar contenido de la marca, que el propósito no sea solo vender.

P.: ¿Qué errores cometiste que se deberían evitar?

RA: Mmm… quizás decir que sí a algo en un momento que no era necesario por el afán de crecer. En ese instante crees que una alianza con otra marca te va a llevar a algún lado o vas a conseguir más seguidores y realmente no lo meditas bien. Pero de todos los errores se aprende. Mi consejo sería: tener siempre muy presente cuáles son las bases del proyecto y dónde uno quiere ir, no dejarse seducir por situaciones que no aportan nada.

emprendedores juguetes2.jpg
<p>La receta de la creadora de Wonderplay: "Una buena idea, una p&aacute;gina en Facebook y meterle muchas pilas a las publicaciones".</p>

La receta de la creadora de Wonderplay: "Una buena idea, una página en Facebook y meterle muchas pilas a las publicaciones".

P: ¿Cómo te adaptaste a trabajar en equipo?

RA: Al principio estaba sola y hacía todo y tuve que aprender a delegar, fue muy difícil pero de otra manera no podía, porque al mismo tiempo me gusta estar en los talleres y supervisando la producción. Ahora tengo un equipo de trabajo pero soy la que toma todas las decisiones. Es muy importante solucionar las equivocaciones lo antes posible, el tiempo es clave.

P: ¿Cuál de las variables económicas te afecta más?

RA: El dólar, porque muchos insumos están dolarizados y cuando hay un salto en el valor dificulta bastante todo. Las leyes laborales también, tengo que tener la producción tercerizada porque poner una fábrica es una apuesta muy riesgosa y todos te dicen que no lo hagas. El tema son los costos, porque al final del día te das cuenta que muchos problemas pasan por ahí. Siento que el país no está preparado para que yo pueda abrir mi propia fábrica.

P: ¿Ya tenés pensado el próximo paso?

RA: Me gustaría empezar a exportar, aunque es difícil por lo que cuestan los envíos y es complejo obtener los permisos en otros países. Este negocio es particularmente complicado porque el rubro de los juguetes tiene muchas regulaciones.

P: ¿Necesitarías un socio inversor para dar ese salto?

RA: De esta forma mi crecimiento es estable, no quiero ninguna inyección de dinero que me genere una consecuencia desfavorable. También me parece importante el disfrute, entonces lo voy haciendo de a poco y voy creciendo de forma paulatina cuando me lo pide el proyecto. Trabajo contenta y no quiero perder eso: es la mística, no quiero convertirme en algo que no soy.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario