Mundo

El Senado de Brasil aprobó en primera ronda la reforma jubilatoria

La semana próxima el proyecto deberá ser sometido una vez más a votación, luego de sufrir modificaciones. Por tratarse de una enmienda constitucional debe votarse en dos turnos.

El Senado brasileño aprobó en primera ronda el proyecto de ley de la reforma jubilatoria, que obliga a los trabajadores a realizar más años de aportes para recibir el beneficio y prevé un ajuste en el sistema de unaos 200.000 millones de dólares en diez años.

La Cámara alta, por 56 votos a 19, sio así el primer paso para avanzar en la reforma previsional que es uno de los objetivos centrales del gobierno de Jair Bolsonaro.

La oposición de izquierda y centroizquierda logró mantener el doble aguinaldo que reciben los trabajadores que ganan menos de 400 dolares mensuales, lo cual asestó un revés al gobierno, que había hecho de esto su gran bandera y recibió un señal de poder del Congreso.

"No fue bueno para el país lo que ocurrió hoy, que la reforma no sea completa como esperábamos", dijo Rogerio Marinho, secretario de Previsión Social y mentor de la reforma del sistema de jubilaciones que impulsa el presidente Bolsonaro y el ministro de Economía, Paulo Guedes.

Es que el gobierno esperaba eliminando ese subsidio para los trabajadores registrados más pobres ahorrar otros 20.000 millones de dólares en diez años.

Sin embargo, el gobierno logró imponer la reforma previsional en primera vuelta: por tratarse de una enmienda constitucional debe votarse en dos turnos.

Los cambios en la reforma previsional para enfrentar el déficit del sector anulan el actual sistema, que no tenía edad límite sino un cálculo basado en los años de aportes y es por eso que en Brasil es normal ver jubilados con cerca de 50 años de edad.

Con la reforma que ya fue aprobada en la Cámara de Diputados y le falta el aval del Senado, para cobrar una jubilación integral habrá que haber realizado 40 años de aportes.

"Se llevó a cabo una de las mayores maldades contra el pueblo brasileño en toda la historia", dijo Humberto Costa, jefe del bloque del opositor Partido de los Trabajadores (PT).

El miembro informante del proyecto fue el senador Tasso Jereissatti, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) del ex presidente Fernando Hernirque Cardoso, que defendió que la nueva jubilación "afecta siete veces más a los que trabajan en el sector público que en el sector privado", al defender el proyecto.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora