Política

El socialismo retuvo la intendencia de Rosario en reñida elección

El ganador de las PASO por el Frente Progresista se ubica en primer lugar con el 34,16%. En tanto que el candidato peronista por el Frente Juntos alcanza el 33,27%. Rosario: Javkin y Sukerman pelean voto a voto

En la ciudad de Rosario, el candidato del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS) Pablo Javkin se impuso por mínimo margen sobre el peronista Roberto Sukerman. En tanto, en la ciudad de Santa Fe el FPCyS vencía al oficialismo de Cambiemos y el periodista Emilio Jatón se consagró como próximo jefe municipal de la capital de la provincia.

En Rosario, la ciudad más importante de Sana Fe, con cerca de 1,3 millones de electores, con el 99,53% escrutado Javkin sumó 34,50% mientras que Sukerman se quedó en 33%. Un final que recordaba el de 2015 por la gobernación entre Miguel Lifschitz y Miguel Del Sel, quienes fueron protagonistas de un ajustadísimo duelo que se terminó definiendo por escasos 1700 votos.

Rosario es el bastión del socialismo y donde lleva 30 años en el gobierno. Esa ciudad fue el trampolín que permitió al partido de Lifschitz y Bonfatti acceder a la gobernación en 2007 con Hermes Binner a la cabeza. Sin embargo, el desgaste en la provincia tuvo sus primeros síntomas en esa ciudad, principalmente por la escalada de violencia con grupos narcos. El conflicto que tuvo como principal protagonista a la banda Los Monos, con balaceras a edificios judiciales y de familiares de magistrados incluso este año, fue un hecho decisivo. De hecho, Javkin derrotó el 28 de abril en las PASO a la candidata pura del socialismo, Verónica Irizar, que contaba con el respaldo del gobernador Lifschitz.

En aquellas PASO Javkin había alcanzado casi el 20% de los votos contra 18% de Irizar. Sukerman corría desde atrás con 24% de los votos. Es decir, si bien había sido el candidato más votado -no tuvo rival en internas-, en la disputa del PJ contra el FPCyS debía descontar unos 14 puntos.

De todos modos, Sukerman y Javkin, a pesar de sus diferencias partidarias, comparten una misma visión: la de una necesidad de cambio para dinamizar a la principal ciudad santafesina a partir de lo que consideran un ciclo agotado por parte del socialismo.

La expectativa por el cierre era alto, ya que si el peronismo logra ganar en la ciudad, será un shock nacional: la única vez que hizo pie en ese distrito fue en la década del 40 durante la presidencia de Juan Domingo Perón.

La ciudad reclama un nuevo perfil productivo. El Frente Progresista asegura haber cumplido con creces la etapa de regeneración en el plano social y va por un cambio drástico de gestión, mientras que el peronismo señala la incapacidad del Gobierno de Mónica Fein (FpCyS) para administrar los recursos propios lo que lo convirtió en un municipio provincia dependiente.

La otra ciudad en pugna es la capital santafesina. Allí, el socialismo recuperaba el poder que hoy ostenta Cambiemos con el intendente José Corral (quien terminó tercero por la gobernación). Jatón confirmaba el contundente triunfo de las PASO de abril sobre Albor Cantard, el exponente del oficialismo nacional. La Casa Rosada, así, anotó la cuarta derrota en una capital provincial.

Una elección plena de matices y lecturas nacionales que, sin duda, potencian su atractivo particular.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario