Finanzas

El S&P Merval cedió 2% por previsible toma de ganancias

El índice líder de BYMA cayó a 39.861 unidades. Los retrocesos más importantes del día los anotaron las acciones del Grupo Supervielle (-5,6%); de Banco Macro (-3,9%); y de Ternium (-3,7%).

Condicionada por la baja del dólar, la plaza bursátil local puso un freno a su intenso rally alcista y cedió 2% ante previsibles tomas de utilidades, bajo un volumen más estable antes de un nuevo feriado en esta semana entrecortada.

Tras un comienzo alcista, el índice S&P Merval de Bolsas de Mercados Argentinos (BYMA) cayó a 39.861 puntos, luego de anotar el martes su tope máximo intradiario en 41.478,15 unidades.

Mientras tanto, los inversores digieren con mayor tranquilidad la conformación de las alianzas políticas de cara a las elecciones presidenciales de octubre.

Los retrocesos más importantes del día los anotaron las acciones del Grupo Supervielle (-5,6%); de Banco Macro (-3,9%); y de Ternium (-3,7%).

Con un volumen aproximado de $ 950 millones, hubo 24 alzas, 58 bajas y 10 acciones sin cambios.

El mercado en general viene de acumular un inusual rally alcista alentado por la decisión del presidente Mauricio Macri de inclinarse por un peronista moderado como socio en la fórmula electoral, en una carrera polarizada ante la oposición que genera la exmandataria Cristina de Kirchner.

"Que los activos domésticos vayan intercalando un respiro, tras las fuertes apreciaciones que acumularon en las últimas semanas, resulta razonable y saludable en busca de consolidar las mayores valuaciones alcanzadas de la mano del envión externo y el efecto Pichetto´", dijo un analista.

Los inversores estuvieron atentos a los anuncios de la Fed, que, como esperaba el mercado, mantuvo las tasas y apuntó a posibles bajas durante el año para responder a una creciente incertidumbre económica y una reducción de las expectativas de inflación. En el mercado local la noticia no tuvo demasiado impacto, al igual que en Wall Street, donde las cotizaciones prácticamente no mostraron grandes variaciones en la última parte de la jornada.

Por otro lado, los operadores aguardaron la divulgación del PBI de Argentina, que registró una retracción del 5,8%, y del desempleo, que aumentó a 10,1%, en ambos casos al primer trimestre de 2019 y en línea a la recesión y a una alta inflación que afronta el país.

Bonos y riesgo país

A diferencia de las acciones, los bonos nominados en dólares estuvieron más sostenidos (luego de la decisión de la Fed) y avanzaron con moderación en promedio un 0,3% (ntre 25 y 50 centavos de dólar a lo largo de la curva).

Del tramo pesos siguen demandados los indexados (CER), aunque también se vieron pedidos los floaters provinciales.

El CDS a 5 años ya se ubica en 942 puntos, volviendo a los niveles de mediados de abril (antes del sell-off).

En tanto, el riesgo país elaborado por el banco JP.Morgan bajó siete unidades, a 826 puntos básicos, mínimo en dos meses.

La actividad financiera estará inactiva el jueves por un feriado nacional.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario