Finanzas

El S&P Merval se hundió 5% y bonos hasta 8,7% por mal clima externo e incertidumbre local

El panel líder de BYMA se hundió hasta las 26.587,97 unidades. Ocurre tras el anuncio de China sobre aranceles a bienes estadounidenses y los comentarios del jefe de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Arrastrados por la fuerte debilidad de las principales bolsas del mundo, ante la aceleración de las tensiones comerciales entre EEUU y China, la bolsa porteña se hundió 5% y los bonos en dólares se derrumbaron hasta 8,7%, en una plaza doméstica sumida además en la incertidumbre que arrojó el resultado electoral en las recientes primarias presidenciales.

En ese marco, el índice S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) se desplomó un 5%, a 26.587,97 unidades, para acumular una caída de casi 37% (en pesos) en lo que va del mes.

Los peores recorridos del día los registraron los papeles bancarios: Banco Macro se derrumbó 7,9%; Galicia, un 6,9%; y Supervielle, un 6,3%.

También recortaron fuerte algunas acciones energéticas: Transener se hundió 6,8%; Pampa Energía, un 6,4%; y Central Puerto, un 6%. El volumen operado en acciones fue de $781,2 millones.

En Wall Street, a su vez, los ADRs cayeron hasta 6,9% (Banco Macro).

Embed

La plaza bursátil estuvo condicionada por la caída generalizada de los mercados externos tras el anuncio de China sobre aranceles a bienes estadounidenses, y la respuesta del presidente Trump, quien ordenó a las empresas de su país a que dejen de fabricar en Pekín.

Además, los mercados operaron atentos al discurso de Jerome Powell en el inicio de la cumbre anual de Jackson Hole en donde reconoció que la incertidumbre comercial estaría desacelerando el crecimiento económico y por ende la Fed actuaria según sea necesario, aunque no logró convencer al mercado.

El fuego cruzado entre EEUU y China, y las declaraciones de Powell - no dio certezas hacia donde irían las tasas - golpearon fuerte a los principales índices bursátiles de EEUU, que sufrieron desplomes de hasta 3%, y condicionaron el andar de la bolsa porteña.

De todos modos, también pesaron en el ánimo inversor local las dudas políticas internas y la debilidad del real brasileño. "Las declaraciones de las principales figuras del kichnerismo planteando la necesidad de aumentar las retenciones al campo y de implementar un control de precios cayeron mal en el circuito financiero y bursátil", comentó un operador.

Por estas horas, el diputado justicialista Felipe Solá dejó entrever la necesidad de aplicar políticas similares a la ya desaparecida Junta Nacional de Granos, que compraba trigo y otros productos a un precio establecido (el organismo fue disuelto a principios de los noventa durante el gobierno de Carlos Menem).

En Brasil, por su parte, el real cayó un 1,1% a su menor valor en casi un año, mientras que el índice de acciones Bovespa retrocedió un 2,6%, lo que aceleró aún más las órdenes de venta en la plaza local.

Con la baja de este viernes, el panel líder acumuló en la semana una contracción del 12,6%. Pero si sumamos el desplome que sufrió en la semana post PASO, el Merval registra un derrape superior al 40% en pesos, tras tocar su máximo de 44.355,09 puntos de hace exactamente dos semanas.

"La alta volatilidad del mercado local es llamativa y determina buenas oportunidades de compras para los inversores de largo plazo", dijeron desde una mesa de dinero.

Riesgo país y bonos

El riesgo país elaborado por la banca JP.Morgan subió 12 unidades, a 1.807 puntos básicos, contra un nivel techo de 1.960 unidades el miércoles luego de las elecciones primarias.

"Esperar una baja abrupta (del riesgo país) es ingenuo, dado que faltan definiciones concretas", dijo la correduría Portfolio Personal Inversiones (PPI) y añadió que "no habrá una caída fuerte hasta tanto no se despejen los temores de una reestructuración agresiva de la deuda".

Ante este panorama, los principales bonos en dólares volvieron a ser castigados con fuerza, y en algunos casos sufrieron bajas cercanas al 9% (DICA). "En el caso de los títulos públicos se notó una liquidación a mansalva", describió el analista Eduardo Fernández.

Los títulos en dólares habían comenzado la jornada con un comportamiento similar al de los últimos días (ganancias de 50 centavos promedio), pero se vieron arrastrados a la baja en concordancia con el mal humor del mercado internacional, para cerrar con caídas de entre 20 y 30 centavos, comentaron desde el Grupo SBS.

Punta a punta en la semana los bonos en moneda dura cayeron entre 5% y 7% a lo largo de toda la curva, dejando en claro que aún resta mucho por hacer para recomponer la confianza de los mercados.

Por su parte, los bonos en pesos sufrieron bajas generalizadas, reflejando la total carencia de apetito por el riesgo. Así, el saldo semanal arroja pérdidas de entre 10% y 15%.

Las Lecaps, en tanto, continuaron mostrando empinamiento de la curva: cerraron en niveles de 72% promedio el tramo corto (cayeron 700 puntos en la semana), 95% promedio el tramo medio (restaron 500 puntos semanales) y 180% promedio el tramo largo (subieron 6.000 puntos durante la semana).

Por último, la tasa de Leliq, quedó en 74,984%, subiendo 0,5 puntos en el día y 0,70 puntos en la semana.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario