Finanzas

El S&P Merval se hundió casi 5% tras decisión del MSCI de quitar 3 acciones del índice de emergentes

El panel líder de BYMA se derrumbó como respuesta a la decisión del Morgan Stanley Capital Investment (MSCI) de quitar tres acciones argentinas del índice Emergente, mientras los inversores aguardan señales políticas y económicas del nuevo presidente electo.

La bolsa porteña se derrumbó este viernes casi 5%, como respuesta a la decisión de Morgan Stanley Capital Investment (MSCI) de quitar tres acciones argentinas del índice de emergentes, mientras los inversores aguardan señales políticas y económicas del nuevo presidente electo.

El índice líder S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) bajó un 4,8%, a 34.131,05 unidades, presionado además por la llegada de flojos balances trimestrales.

El MSCI decidió "expulsar" del índice de emergentes a las acciones de Pampa Energía, Transportadora de Gas del Sur, y BBVA Francés, dos meses después de que Argentina implementara nuevos controles cambiarios.

Entre los papeles más castigados en la rueda se encontraron los de TGS, que se precipitaron casi 12%; los de Aluar, que cedieron 9,8%; y los de Pampa Energía, que cayeron 9,4%. Además, los activos del Grupo Supervielle bajaron 7,7%; y los de Transportadora de Gas del Norte lo hicieron un 7,3%.

"La fuerte caída del mercado se produjo como consecuencia de la decisión del MSCI de rebajar el estatus de 3 papales argentinos, a lo cual se sumaron pobres balances de empresas que reflejan las dificultades que enfrentan sus negocios", dijo un operador.

De esta manera, la medida de MSCI obliga a los fondos que se anticiparon a la inclusión de las 3 acciones en sus carteras de inversión, a desprenderse de esos papeles.

Por su parte, la mayor parte de los balances ingresados a septiembre no conformaron al mercado. "Si bien todo el mundo esperaba resultados magros producto de la recesión, inflación y devaluación, en muchos casos lo negativo superó las expectativa", indicó un analista.

Uno de los más esperados fue el de la petrolera argentina YPF, que anunció una pérdida de 12.543 millones de pesos (unos 218 millones de dólares) en el tercer trimestre del año, frente a una utilidad de 13.207 millones en el mismo período del año previo, afectado en parte por la fuerte devaluación del peso. Las acciones de YPF perdieron un 1,4% este viernes.

Considerando el acumulado semanal, el índice líder de BYMA arrojó una variación negativa de 4,5% (-2,69% medido al tipo de cambio implícito).

Acciones argentinas en Wall Street

En Wall Street, por su parte, los papeles de empresas argentinas cerraron con bajas generalizadas, lideradas por las acciones que quedaron afuera del índice Emergente: Pampa Energía perdió 10,1%; y Transportadora Gas del Sur cedió 7,9%.

A su vez, Grupo Supervielle se contrajo 6,9%; Despegar, un 6,4%; y Edenor, un 5%. Las únicas tres subas en Nueva York fueron para Irsa (2,5%), Tenaris (0,7%) y Mercado Libre (0,1%).

Riesgo país y bonos argentinos

El riesgo país argentino superó este viernes los 2.400 puntos básicos y consolidó sus máximos en dos meses, como reacción a las dudas que genera una prevista reestructuración de deuda por parte del nuevo Gobierno a partir del 10 de diciembre, dijeron operadores.

El indicador referencial del banco JP.Morgan trepó 71 unidades, (3%), a 2.413 puntos básicos.

"Nosotros no podemos pagar (la deuda) en las condiciones que está la economía argentina", señaló el electo presidente Alberto Fernández en una entrevista con el canal ruso de televisión RT, difundida el jueves.

Por su parte, el un portavoz del FMI afirmó estar disponible para dialogar con Fernández sobre el futuro de la línea de crédito por 57.000 millones de dólares otorgada al país en 2018, pero aún no hay ninguna reunión agendada.

Los niveles del riesgo país son considerados como 'default' por parte del mercado financiero.

En ese marco, los bonos en dólares operaron ofrecidos desde el inicio de la jornada, y terminaron con bajas de entre 0,70 y 1,30 dólares en promedio para toda la curva. En la semana, acumularon caídas del 5,5% en promedio.

A su vez, los títulos en pesos operaron mayormente en baja durante la rueda aunque con un reducido volumen negociado, cayendo entre 0,3% y 3% en promedio, tanto para el tramo CER como en los floaters. Punta a punta en la semana dejaron subas de 2% promedio para el tramo CER mientras que los floaters operaron sin tendencia definida.

La tasa de la Leliqs marcó un cierre de 63,209%, bajando de esta manera 80 puntos básicos este viernes y 382 en la semana.

La bolsa de Nueva York cerró en alza, con un nuevo récord en el S&P 500

Los principales indicadores de Wall Street operaron este viernes en alza, en una jornada en la que el Dow Jones Industriales subió 6,44 puntos (0,02%) hasta 27.681,24 unidades.

Por su parte, el Standard & Poor's 500 registró un alza de 7,90 puntos (0,26%) hasta 3.093,08 unidades; y el Nasdaq Composite, 40,80 puntos (0,48%) hasta 8.475,31 unidades.

El S&P marcó un nuevo récord histórico con cinco semanas consecutivas al alza, en un momento de cierto optimismo entre los inversores por la posibilidad de un acuerdo comercial preliminar entre China y Estados Unidos.

Los inversores estuvieron muy atentos a la guerra comercial, después de que un portavoz del Ministerio de Comercio chino dijo el jueves que China y Estados Unidos acordaron cancelar los aranceles existentes por fases.

Un funcionario estadounidense también dijo que ambas partes acordaron revertir los gravámenes en tramos, según la CNBC.

Pero Donald Trump arrojó un jarro de agua fría sobre el reciente optimismo comercial entre Estados Unidos y China al decir esta mañana que no ha acordado revertir los aranceles existentes.

Las acciones cayeron a sus mínimos del día en ese momento, para luego cerrar en verde.

Mientras tanto, Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, dijo que "no habrá tarifas" al sector del automóvil de Estados Unidos en Europa la próxima semana.

El presidente Donald Trump tiene hasta el 13 de noviembre para decidir si seguirá con las tarifas de automóviles en la UE.

El sentimiento de riesgo y la mejora del tono en torno al comercio tuvieron un gran impacto en los bonos. El rendimiento del Tesoro estadounidense a 10 años tuvo su mayor movimiento al alza desde las elecciones de 2016.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario