Economía

El superávit con Brasil fue de u$s32 M

La Argentina registró en agosto un superávit de u$s32 millones en el intercambio bilateral con Brasil, el principal socio comercial, revirtiendo el déficit de u$s150 millones anotado en igual mes del año pasado, de acuerdo con el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil (MDIC). Esta mejora, que permitió que el indicador se mantuviera virtualmente en equilibrio, respondió a una fuerte baja en el flujo de comercio (-36% interanual), ante las caídas anotadas por los volúmenes exportados e importados. En lo que va del año, el comercio con Brasil arrojó un superávit de u$s293 millones, por encima del déficit de u$s4.258 que se había registrado en igual período de 2018.

En agosto, las importaciones desde Brasil cayeron 48,7% interanual y 5,1% contra julio. “La caída interanual regresa a valores similares a los de junio (-45,5%), luego de un julio en el cual la diferencia fue considerablemente menor (-27,4%)”, explicó la consultora ABECEB. “Gran parte de esta caída interanual se explica por la difícil situación macroeconómica de la Argentina, acrecentada por las turbulencias cambiarias de origen político experimentadas por nuestro país desde las elecciones Primarias. Los productos con mayores caídas fueron los automóviles de pasajeros, vehículos de cargas, tractores y autopartes”, agregó. En los primeros 8 meses del año, Argentina importó desde Brasil u$s6.745 millones (-41,5%).

Por el lado de las exportaciones, vendieron a Brasil u$s825 millones, un 30% menos que en agosto de 2018 y un -9% menos que en julio. En el acumulado de 2019 se exportaron u$s7.038 millones. “Al igual que en las importaciones, los vehículos automotores fueron los mayores perjudicados por estas caídas, seguidos por polímeros plásticos, autopartes y productos de perfumería”, sostuvo la consultora.

En esta línea, la consultora Ecolatina explicó que “la dinámica negativa da cuenta de que las economías de ambos países están lejos de atravesar sus mejores momentos. Sumado a la crisis de nuestro país, las proyecciones de crecimiento de la economía brasileña vienen sufriendo un recorte sistemático, y ya perforaron el 1% interanual para 2019, cuando a comienzos de año se ubicaban en la zona de 2,5%”. “Más allá del deterioro generalizado de las importaciones brasileñas, vale destacar que la contracción de las ventas desde nuestro país duplicó a la del resto del mundo (-16%), lo que provocó que nuestra participación en las importaciones de dicha economía pasara de 6,3% en agosto 2018 a 5,3% en igual mes de 2019”, agregó.

Ecolatina proyectó que, con estos datos, “2019 cerraría con una balanza comercial bilateral prácticamente equilibrada e incluso con un leve superávit, menor a u$s 1.000 millones. Si bien la mejora obedecerá a un desplome de las importaciones, cercano a 30% interanual, no deja de ser una buena noticia en un marco donde nuestro país necesita imperiosamente cuidar las divisas”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario