Edición Impresa

El Tesoro colocó u$s700 M (renovó 66%) y $38.000 M

El Gobierno aprobó ayer en el nuevo test del mercado, tras colocar u$s700 millones a través de la licitación de Letras del Tesoro (Letes) en dólares y $38.000 millones mediante las Letras capitalizables en pesos (Lecaps). Si bien el Palacio de Hacienda no renovó el 100% de los vencimientos en dólares pautados para esta semana (u$s1.066 millones) como venía haciendo hasta ahora, logró refinanciar casi el 66% de los mismos, cifra que se ubica bastante por encima del escenario base planteado por el oficialismo en el programa financiero del 2019 (había estimado un 45%).

Pero además, el dato es positivo si se toma en cuenta que esta fue la primera colocación en la cual los vencimientos están fijados para después de las elecciones presidenciales, que se llevarán a cabo el próximo 27 de octubre. En esta línea, Mateo Reschini, analista de LBO, consideró que “si bien el vencimiento se encuentra dentro de la nebulosa ubicada entre las elecciones y la asunción presidencial, por el momento no se ve un factor de riesgo, ya que Macri continuará en el cargo por lo menos hasta el 10 de diciembre y estamos dentro del período de gracia del FMI”. “Es por eso que no se reflejó un impacto sobre la tasa de interés en dólares”, que se mantuvo en el 4,5% para el caso de las Letes. En el caso de las Letes, se aplicó un factor de prorrateo del 97,22% en el caso del Tramo Competitivo.

Con respecto a la renovación de deuda, la cartera que dirige Nicolás Dujovne había anticipado que saldría a colocar u$s 700 millones. Reschini consideró que “desde acá se pueden hacer dos interpretaciones: una más optimista, en la cual el Gobierno renovó el 100% de lo que buscaba y una un tanto más pesimista, ya que las ofertas (u$s 877 millones) se ubicaron por debajo del monto que vencía. Ambos datos van juntos, pero en términos generales, la licitación fue buena”. Hay que remarcar que del monto que vence esta semana, un aproximadamente un 20% (u$s215 millones) está en manos del sector público, mientras que u$s850 millones correspondía a los privados.

Por el lado de las Lecap, el Gobierno colocó $38.000 millones, en un contexto en el cual las ofertas alcanzaron los $43.287 millones. Lo destacable en este caso es que se verificó un incremento en la tasa de interés otorgada por el Tesoro, que va en línea con el aumento registrado en los últimos días en las tasas de los plazos fijos bancarios y en el segmento secundario de estos títulos. Por estos títulos a tres meses, el Gobierno deberá pagar una tasa equivalente al 55,02% nominal anual (66,34% TIREA). Entre las ofertas del tramo competitivo se aplicó un factor de prorrateo del 49,04%, lo que demuestra el interés por estos títulos.

En cuanto a lo que podría ocurrir con los dólares que quedaron fuera de la licitación, los fondos del sector público podrían estar destinados a la venta de dólares, con el objetivo de cubrir necesidades en pesos y de llevar calma a la plaza cambiaria. Estos se sumarían a los u$s9.600 millones que tendría disponibles el Tesoro, mediante ventas diarias de u$s60 millones, de los cuales podrá disponer a partir de la semana que viene, tras el desembolso de ayer del FMI. Otra opción que podría llegar a ser rentable para los inversores privados son los bonos en dólares, que ayer anotaron cierto repunte, luego de que se vieran golpeados en las últimas semanas a partir de la fuerte suba del riesgo país (actualmente se ofrecen rendimientos entre 10% y 15% en dólares).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario