Deportes

El "Topo Gigio", un símbolo de protesta

Patentado por Juan Román Riquelme, el "Topo Gigio" se ha convertido en un símbolo de protesta para los jugadores argentinos. Desde 2001, cuando en enganche de Boca lo utilizó por primera vez, varios lo han empleado para mostrar su disconformismo con los hinchas o dirigentes, y ayer, Carlos Tevez luciendo la camiseta de Manchester City lo hizo internacional.

El 8 de abril de 2001, Boca enfrentaba a River en la Bombonera por el Torneo Clausura. En el minuto 26 del segundo tiempo, y con el partido 1 a 0 para los locales con gol de Hugo Ibarra, Franco Constanzo le tapaba un penal a Riquelme, quien capitalizaría el rebote de cabeza mandando la pelota al fondo del arco para estirar la ventaja sobre el clásico rival por 2 a 0. Acto seguido, el volante se sacó a todos sus compañeros de encima y se plantó en medio de la cancha de frente al palco de Mauricio Macri, quien en ese entonces era el presidente de Boca, colocó sus manos por detrás de sus orejas y presentó el "Topo Gigio" al mundo por primera vez.

Una vez finalizado el encuentro con victoria por 3 a 0 a favor de Boca, Guillermo Barros Schelotto puso cifras definitivas, el enganche manifestó que el festejo era en homenaje a su hija Florencia, quien era fanática del personaje infantil. Sin embargo, el gesto tenía un trasfondo político, donde el jugador estaba luchando por una mejora contractual con Mauricio Macri, quien no quería dar el brazo a torcer pese a que se tratara de una de las figuras del equipo.

Varias veces, jugadores han emulado el gesto, pero ninguno volvió a plantarse de cara a su destinatario como lo hizo ayer Tevez. El delantero sufrió mucho en su salida de Manchester United, donde se lo tildó de traidor y el mismísimo manager del club, y responsable de su salida, Sir Alex Ferguson, lo acusó públicamente de estar más interesado en el dinero que en la camiseta. Por eso, cuando ayer el "Apache" le marcó su segundo gol a su ex club por las semifinales de la Carling Cup se alejó de todos sus compañeros, se plantó frente al banco de suplentes del United exactamente donde estaba ubicado su ex entrenador y realizó el ya característico gesto, con gusto a revancha.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario