Política

El voto militar más cerca de Macri (récord en la Antártida)

Macri alcanzó una amplia adhesión en las bases de la Antártida donde el electorado es en su mayoría militar además de los familiares y científicos. La fórmula de Juntos por el Cambio integrada por Mauricio Macri - Miguel Ángel Pichetto obtuvo el 89,47% de los votos, contra el magro 4,38% que consiguió la pareja candidata del Frente de Todos, Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner. Es quizá la expresión concentrada del voto castrense. Allí se conocen en cada elección los voluntades de las seis bases permanentes que la Argentina tiene en el continente blanco.

Un resultado contundente de 102 votos, en contraste con los 5 que consiguió la pareja de los Fernández. El guarismo de Macri este domingo superó su propia marca del 77,35 con la que se había impuesto en las PASO. En aquella oportunidad el segundo lugar fue para el ex militar José Gómez Centurión del Frente NOS que ahora quedó relegado al quinto puesto detrás José Luis Espert.

La muestra quizá no refleja con rigor de estadística el universo del votante uniformado pero sí es observatorio de análisis sobre motivaciones y adhesiones de los militares a la política de defensa. Hay consenso favorable a ciertos ejes que emprendió Cambiemos para superar el aislamiento de los uniformados del resto de la sociedad. Corrigió el desorden en la política salarial incorporando al haber las sumas fijas que se pagaban en negro, legado del exministro de Economía, Domingo Cavallo.

Hay espinas; la regularidad del blanqueo paulatino que tanto pregonó Marcos Peña se interrumpió antes de las PASO, nunca se incorporó esa misma medida para corregir los haberes de los agentes civiles de inteligencia de las tres fuerzas. No es un número elevado si se considera que a la fecha hay cerca de sólo un millar de agentes activos. Aunque se registraron algunas incorporaciones de personal militar en retiro con edad avanzada a la planta de agentes civiles contrario sensu de lo aconsejado para desarrollar una carrera dentro del sector. Tarea pendiente para el entrante a designar en Defensa por Alberto Fernández, no han trascendido postulantes tampoco si el nuevo ministro tendrá genética albertista o kirchnerista.

Un documento final especie de memoria sobre la gestión Macri en Defensa contiene ítems valorados por el sector militar que influyeron en el sufragio, entre ellos, el cambio del “control civil” a la “conducción civil”. “Se pasó del control y la desconfianza del gobierno anterior a la conducción, al acompañamiento. Se rompió la grieta esferas adentro del Ministerio de Defensa. Antiguamente, el Ministerio funcionaba escindidamente de las FF.AA. Hoy vemos un ministro de Defensa que es asesorado por militares. Así debe ser, así sucede en los países serios.

Se terminaron con las prácticas de “portación de apellido” y se propuso para el ascenso a aquellos militares que se vieron perjudicados por dichas prácticas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario