Edición Impresa

Emblema premium renovado

Uno de los modelos más icónicos de la marca alemana llegó a su séptima generación. En el país se ofrece en una sola versión con motor 2.0 de 258 CV y tecnologías que lo acercan a la conducción autónoma.

BMW lanza hoy en el país la nueva generación del Serie 3, su modelo más emblemático, que trae mejoras tecnológicas y crece en sus dimensiones.

El séptimo capítulo de la saga del Serie 3 tiene en la Argentina -por el momento- una única versión 330i SportLine con propulsor 2.0 litros de 4 cilindros capaz de erogar 258 CV.

AUTO BMW.mp4

En lo estético, mantiene la parrilla doble en forma de riñón característica de la marca, al igual que los faros delanteros y los antiniebla integrados en las tomas de aire externas, que toman la forma de una T horizontal. Su parte trasera se distingue con líneas horizontales y luces led delgadas y oscurecidas. Las llantas bicolor de aleación son de 18 pulgadas y suma el techo solar eléctrico.

Nuevo BMW Serie 3 inteiror 1.jpg

En el interior, las mayores dimensiones de esta generación permiten ganar en habitabilidad. Las plazas delanteras ofrecen asientos deportivos con comandos eléctricos y memoria. El nuevo panel de instrumentos es uno de los puntos destacados, de aspecto flotante por sobre la consola central. El climatizador Tri-zona y el volante M de cuero conviven con el sistema de altavoces HIFI y el sistema de infoentretenimiento preparado para sincronizarse vía Apple CarPlay. El cuadro de instrumentos completamente digital es de 12.3 pulgadas y en la pantalla de control tiene 10.25 pulgadas.

La palanca de cambio de velocidades se une con el controlador del iDrive, los botones de control Driving Experience y el freno de estacionamiento electromecánico.

Nuevo BMW Serie 3 Contexto.jpg

La estructura de la carrocería y la tecnología del chasis totalmente nueva. La dinámica de manejo está así mejorada. El nuevo BMW Serie 3 posee un centro de gravedad bajo y distribución del peso 50:50, mientras que se incrementó la rigidez de la estructura y los soportes de la suspensión. El control variable permite ajustar la firmeza del amortiguador progresivamente de acuerdo con los cambios en el recorrido del resorte lo que reduce el movimiento de la carrocería.

Nuevo BWW Serier 3 contexo 2.jpg

Entre los sistemas de asistencia al conductor se destaca, además del estacionamiento asistido en forma paralela y perpendicular, el de retroceso. Emulando la conducción autónoma, el sistema tiene la capacidad de retroceder -hasta los últimos 50 metros recorridos- copiando la trayectoria realizada e, incluso, esquivando obstáculos, sin que el conductor deba accionar los pedales o controlar la dirección.

AUTOSDIE.jpg

Las asistencias se completan con el BMW Head-up display, fuente de información proyectada sobre el parabrisas que facilita su lectura sin desviar la vista del conductor.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario