Edición Impresa

Emergentes: ¿dónde están más expuestos los inversores externos?

SEGÚN EL IIF,ARGENTINA NO PARECE ESTAR SOBRECOMPRADA DESPUÉS DE LA FUGA DE CAPITALES EXTERNOS DEL AÑO PASADO - A pesar de las fuertes ventas registradas en 2018, un análisis sobre el nivel de posicionamiento de los no residentes en activos emergentes arroja dudas sobre si la liquidación finalizó. De la región, Chile y México parecen estar sobreposicionados.

El 2018 fue un duro año para los mercados emergentes que vieron, con diferentes intensidades, un fuerte éxodo de capitales internacionales. Sin embargo, aún existen dudas sobre el nivel de posicionamiento de los inversores extranjeros en estos mercados. Ocurre que el comportamiento de las monedas de estos países emergentes ha sorprendido a los analistas que esperaban, después del rally de enero, la continuidad de la tendencia. Lo que no se dio a pesar del moderado cambio de la Fed y de la disminución de las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos. Al respecto en el mercado se lanzó un abanico de explicaciones que fueron desde los riesgos del “brexit” hasta la cautela de los inversores después de la venta masiva de activos emergentes en 2018. Si bien estas cosas pueden jugar un papel importante, para el Institute of International Finance (IIF), que monitorea casi obsesivamente el devenir de los mercados emergentes y fronterizos, lo más determinante es el posicionamiento de los inversores extranjeros.

En tal sentido, la entidad recuerda que la política monetaria ultra expansiva de los principales tres bancos centrales del mundo (G3) en la última década explica gran parte del posicionamiento de no residentes en dichos mercados y que en algunos casos han rebalsado los criterios de la alocación de riesgo. Por ello el reciente cambio de la Fed no tuvo el impacto positivo de otras épocas. Según las últimas estimaciones del IIF sobre posiciones reales de dinero en mercados emergentes cuatro países se destacan como “sobreposicionados”: Sudáfrica, Chile, México e Indonesia. Mientras que, a contramano, Brasil y Rusia son los países con menor nivel de posicionamiento.

El reciente informe del IIF, “The EM Positioning Overhang”, explica sus cálculos sobre posicionamiento de no residentes difiere del resto del mercado debido a que la mayoría siguen el flujo, es decir, miden el sentimiento de los inversores a corto plazo, mientras que el IIF emplea las posiciones de inversión internacional de los países para descubrir el stock de inversiones de cartera de no residentes en acciones y bonos de mercados emergentes. Además “nuestra métrica de posicionamiento es totalmente representativa del mercado, ya que se basa en estadísticas oficiales de balanza de pagos, por lo que no puede haber dudas en cuanto a su representatividad”, sentencia el IIF.

En primer lugar cruzaron los datos sobre las tenencias de cartera de no residentes en acciones y bonos emergentes en 2010 y 2018 como primera aproximación sobre quiénes eran los países que tenían el mayor aumento en el posicionamiento de inversores extranjeros. Luego desglosaron ese aumento en flujos, para ver las nuevas compras y las ganancias de valoración ( “lo que refleja principalmente la apreciación de la moneda”). De ahí concluyen que Sudáfrica, Chile, México e Indonesia se encuentran entre los países que registraron fuertes entradas de capitales externos durante la última década, o sea, lucen estar sobreposicionados mientras que Brasil y Rusia se ven subposicionados.

Claro que la venta masiva de activos emergentes que hubo el año pasado daría lugar a pensar que el posicionamiento tendría que haberse aligerado, siempre y cuando los inversores extranjeros hayan vendido algunas de sus participaciones subyacentes. Al respecto tomaron el caso de Argentina, donde observaron que en el período previo a la venta masiva se registraron grandes entradas de capitales mientras que 2018 el país vio pocas salidas reales. “Los inversores extranjeros absorbieron la mayor parte de la venta masiva en los cambios de valoración”, explica el IIF.

Por ello examinaron si esto se cumplía de manera sistemática, cuando ocurrió el evento llamado “taper tantrum” en 2013 (cuando hubo una reacción exagerada de los mercados al “tapering” de la Fed, o sea, el retiro de los estímulos, en ese entonces bajo el comando de Ben Bernanke); cuando en 2015 hubo una liquidación de posiciones provocada por la ansiedad ante la posible devaluación de la moneda china; y en el episodio de la venta masiva del 2018. “En cada caso, observamos los flujos y los cambios de valoración durante dos trimestres, en función de la posición del inversor extranjero en el trimestre anterior”. Así obtuvieron el porcentaje de salida y el porcentaje de pérdida en la posición subyacente. “En todos los casos, el verdadero posicionamiento cambia muy poco, con salidas modestas en relación al stock de tenencias de los inversores extranjeros. Esto significa que, después de 10 años de política monetaria expansiva del G3, es probable que el posicionamiento en los mercados emergentes sea aún severo, incluso después de la venta masiva del año pasado”, afirma el IIF.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario