Opiniones

Emprender e innovar desafían las reglas de lo conocido

Salir de la zona de confort, tomar riesgos, rodearnos de expertos, ser hiperflexibles para cambiar a tiempo, son todos aspectos comunes a la acción de innovar y emprender.

La primera premisa para innovar y emprender hoy en día es: equivocarnos mucho, rápido y barato. Pensar una solución a un gran problema, desarrollarlo integralmente y luego ver si es aceptada por el mercado es cosa del pasado. Hoy las startups son el modelo a seguir a escala global en este sentido.

La razón de ser de una startup es la acción. La búsqueda constante de la implementación de micro-soluciones que se van testeando, validando e integrando para crecer y llegar a cada vez más personas. En este camino, la innovación no se cuestiona. O innovás o no existís. Salir de la zona de confort, tomar riesgos, rodearnos de expertos, ser hiperflexibles para cambiar a tiempo, todos aspectos comunes a la acción de innovar y emprender.

Una idea es el 1% de la solución. Y para impactar en miles o millones de personas, debemos arrancar por una, diez, cien. Cuanto más ágiles seamos en probar, aprender (y desaprender!!) y ajustar el rumbo, más aumentamos las chances de implementar soluciones escalables y de alto impacto. En las startups se aplican múltiples metodologías y conceptos para lograrlo, tales como Lean Startup, Economía circular, OKR’s, Agile, Service Design, Design Thinking, entre otras. El factor común de todas es poner foco en la acción, implementación y validación para ir dando pasos consolidados que aseguren la sostenibilidad en el corto plazo. Si no alcanzamos el corto plazo, no habrá mediano ni largo que proyectar.

Un caso concreto de todo esto es Dropbox. Luego de desarrollar ideas durante varios meses sin éxito, decidieron aplicar la metodología Lean Startup, para validar rápidamente un Producto Mínimo Viable (MVP), de forma “gratis” y sin riesgo. Este MVP consistió en una página web básica explicando la solución y dejando un campo de email para aquellos interesados la versión preliminar. En 24hs pasaron de 5.000 a 75.000 potenciales usuarios. Habían encontrado el camino. De ahí en adelante la historia se escribió sola. Hoy Dropbox tiene 13.6 millones de usuarios y está valuada en 7.200 millones de Dólares (7,2 Billion).

Las startups se mueven en entornos inciertos y esto es tierra fértil para la creación. En este sentido es clave co-crear con los mismos usuarios. Ponerlos en el centro de la escena, preguntarles cómo lo quieren, qué atributos necesitan, cuáles no. Ellos conocen la necesidad mejor que nadie. Ahora bien, si Henry Ford le hubiera preguntado a sus usuarios qué querían, muchos hubieran contestado “un caballo más rápido”. Aquí es donde la innovación se vuelve clave y busca correr los límites de lo esperado.

Por otro lado están las grandes compañías, que requieren de innovación para sobrevivir a los cambios de paradigma y la transformación digital que impacta en todas las verticales de negocio. Esto también genera corrientes de emprendedores dentro de las empresas, llamados intrapreneurs, y en paralelo que las grandes compañías adquieran startups para incorporar know-how y herramientas. Para una corporación, poder pensar y moverse como una startup es un deseo cada vez más profundo.

En mi experiencia de casi 15 años emprendiendo en Argentina y para el mundo, hay un factor más que es fundamental a la hora de emprender e innovar: la pasión. Esa energía que nos motiva como emprendedores a ir siempre por más, impactar en más personas, vencer barreras, buscarle la vuelta, transformar paradigmas y equivocarnos una y otra vez sin perder el entusiasmo. En 2006 creamos DMO design company junto a mis dos amigos y socios, y hoy exportamos servicios de Diseño a Innovación a Estados Unidos y Europa. Casi 13 años después fundamos nuestra segunda compañía, Clonify, con el fin de ayudar a pacientes a que accedan a su medicación de alto costo. Claramente es nuestra pasión por innovar y nuestra motivación por impactar en millones de personas lo que nos empuja a diario.

Como conclusión, emprender e innovar desafían las reglas de lo conocido. Es importante hacerlo en entornos que favorezcan este desarrollo y hacerlo rodeado de especialistas o quienes ya hayan transitado el camino. En este sentido existen asociaciones y comunidades de emprendedores que brindan acompañamiento, programas de desarrollo y formación, asesoramiento y financiamiento. Este es el caso de INICIA, que además busca promover en los emprendedores valores sólidos y comprometidos con su accionar sobre la sociedad, el medio ambiente, su rol cívico y su generación de valor económico.

(*) Coordinador de Directorios en INICIA, Socio de DMO design company, compañía global de Diseño e Innovación, Socio de Clonify, Startup de tecnología para la Salud.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario