Política

Empresario evita viajes a EEUU

Negociaciones y ajustes al paquete de medidas que el miércoles va a lanzar el Gobierno para calmar bolsillos y sobre todo pymes en este complicado inicio de campaña se llevaron el tiempo de buena parte del Gobierno este fin de semana. Fuera del oficialismo, con un período hábil por delante más que corto por los feriados, la onda turística comenzó a sentirse ya desde este mismo fin de semana, tanto hacia Uruguay como a distintos destinos en Argentina. En el norte, por ejemplo, Jujuy registraba ya un movimiento inusual, incrementado por los viacrucis y multitudinarias procesiones de la Virgen de la Montaña. Al margen de esto, los últimos días laborales dieron lugar a varias reuniones, algunas contrarreloj, y en todos los casos con la política y la economía dominando la escena. Desde un interesante desayuno con la cadena cervecera, hasta el asado “Finger hut” del candidato Sergio Massa con los cooperativistas de Coninagro, pasando por el estratégico ( para el país) lanzamiento de la nueva campaña agrícola 19-20 en la Bolsa de Cereales, todo sirvió como eco de cada vez más rumores y comentarios. Entre esos comentarios apareció el temor de otros empresarios ante la situación de Paolo Rocca, quizás el empresarios importante de la Argentina, a quien la causa “Cuadernos”, sigue golpeando en su vida diaria. El tema es que teniendo empresas y e intereses directos allí, hace tiempo no se lo ve por EE.UU. El empresario, cabeza de Techint con terminales en varios puntos del planeta, está siendo investigado, al igual que la empresa en la causa por los sobornos en obra pública. Esa trama intenta dilucidar la operatoria a través de la cual ejecutivos de compañías privadas pagaban sobornos pedidos por funcionarios a cambio de acceder a contratos con el Estado. Además, en la megacausa de Operación Lava Jato en Brasil, se acusa a su compañía de utilizar empresas offshore para ocultar fondos y de paso pagar coimas en varios países de la región. ¿Por qué tanto preámbulo? La historia es que funcionarios de SEC ya viajaron a Buenos Aires para interiorizarse de la causa que tiene Claudio Bonadio y recabar información para decidir si en su país pueden avanzar y aplicar sanciones. La SEC monitorea el comportamiento de las empresas que cotizan en EE.UU. y en el caso de las que no son de ese país que cumplan con la Ley contra Prácticas Corruptas en el Extranjero (Foreign Corrupt Practices Art). Durante su estadía indagaron sobre pruebas de los posibles delitos de la compañía que tiene terminales en EE.UU. y por lo tanto esta expuesta a multas millonarias. Mientras evita, entonces, pisar suelo estadounidense por si lo esperan con una orden de detención, dentro de la corporación piensan en un sucesor.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario