Edición Impresa

Empresas hacen lobby contra las sanciones a Cuba

La Habana - Pese al retorno del conflicto entre Cuba y Estados Unidos tras extinguirse el “deshielo” se mantienen destellos de esa política bilateral especialmente entre algunos sectores estadounidenses empresariales.

Un encuentro del Consejo de Negocios Estados Unidos-Cuba se desarrolló hace pocos días en el Congreso de Estados Unidos, al que asistieron legisladores, políticos y empresarios.

El Consejo pertenece a la Cámara de Comercio estadounidense y su objetivo fue mostrar “decepción” con las sanciones que aplica actualmente el gobierno del presidente Donald Trump a la isla, según informó la prensa oficial cubana.

“Cuba el único país del mundo, aparte de Corea del Norte, a donde no puede viajar un estadounidense libremente”, dijo Carlos Gutiérrez, exsecretario de Comercio de Estados Unidos, citado por el diario oficial cubano Granma.

El republicano que integró el gabinete durante el segundo período presidencial de George W. Bush de 2005 a 2009 “lamentó” que se esté regresando “a los años 60 del pasado siglo”, cuando existía incluso un estado de perfil bélico entre las dos naciones en plena Guerra Fría.

Hoy, como en aquellos tiempos, la isla trata de aliviar un período de dura crisis económica causado no solo por las consecuencias de las medidas de Trump que fortalecen el embargo de casi 60 años, sino también por la situación en el más cercano aliado en el mundo de Cuba: Venezuela.

En su favor la economía de la isla tiene el rechazo a la política de Trump de la Unión Europea,Canadá, México y otras naciones con negocios en este país que se sienten amenazados por las acciones.

Ocurre algo similar entre empresas con base en “el imperio” que creyeron en el “deshielo”, invirtieron en el mercado cubano, y ahora su gobierno busca retirarles el respaldo. Entre estas se destacan las relacionadas con el turismo, como grandes operadoras de cruceros y aerolíneas que es evidente no están interesadas en abandonar este mercado.

American Airlines declaró que tiene “una estrategia a largo plazo” en la isla. La declaración fue de su gerente en La Habana Ramón Jiménez ante un encuentro de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo organizado en la ciudad.

“Estamos muy optimistas sobre el futuro de nuestros vínculos con esta nación porque hasta ahora el mercado respondió satisfactoriamente”, agregó.

American vuela desde ciudades de Estados Unidos a La Habana, Varadero, Santa Clara, Camagey, Holguín y Santiago de Cuba.

Agencia ANSA

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario