Información General

En 2050, el clima en Buenos Aires será más caluroso y similar al de Sídney

Una quinta parte de las ciudades más grandes del mundo enfrentará condiciones climáticas "desconocidas" para 2050, advirtieron investigadores.

Una quinta parte de las ciudades más grandes del mundo enfrentará condiciones climáticas "desconocidas" para 2050, advirtieron investigadores, ya que el alza de las temperaturas incrementa los riesgos de sequías e inundaciones. Para ese entonces, Buenos Aires se parecerá a la australiana Sídney, con un incremento máximo probable en su mes más caluroso de 2,4°.

Científicos del Laboratorio Crowther, un grupo de investigación con sede en la Escuela Politécnica Federal de Zurich, una universidad de ciencia y tecnología, analizaron 520 ciudades de todo el mundo, incluidas todas las capitales y la mayoría de los centros urbanos con una población de más de un millón de personas.

Embed

Al observar las condiciones climáticas actuales en estas ciudades, incluidas las precipitaciones y los datos estacionales, los científicos proyectaron lo que ocurriría a medida que las temperaturas aumenten otro medio grado, hasta alcanzar la meta más baja de 1,5 grados establecida en el Acuerdo de París del 2015 sobre el cambio climático.

Se demostró que el 22% de las ciudades experimentarán condiciones climáticas sin precedentes para 2050, como temporadas más intensas de monzones y sequías, dijo Jean Francis-Bastin, autor principal del informe.

Los autores diseñaron un mapa que compara cientos de ciudades y anticipa qué centros urbanos se asemejarán en 2050. Allí, sugiere que Buenos Aires se parecerá a la australiana Sídney, con un cambio promedio anual de +1,5° y un incremento máximo probable en su mes más caluroso de 2,4°.

"Es un cambio en las condiciones climáticas que probablemente aumentará el riesgo de inundaciones y sequías extremas", destacó en diálogo con la Fundación Thomson Reuters. "Se desconocen las condiciones".

Según Naciones Unidas, se espera que casi el 70% de la población mundial viva en áreas urbanas para 2050.

Pero muchas ciudades, especialmente en las naciones más pobres, enfrentan desafíos importantes, que incluyen crecientes poblaciones en barrios marginales que carecen de servicios básicos y son cada vez más propensos a sufrir desastres climáticos.

Según el Acuerdo de París, que ha sido ratificado por más de 200 países, los gobiernos se han comprometido a mantener el calentamiento global "muy por debajo" de 2 grados centígrados (3,6 grados Fahrenheit) sobre las temperaturas de la época preindustrial y esforzarse por un límite inferior de 1,5 grados centígrados.

Limitar el aumento de la temperatura global a 1,5° evitaría pérdidas económicas de u$s12.000 millones en el 2050, según Naciones Unidas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario