Edición Impresa

En camino al desarrollo de Morón

Este 2018 fue un año en el que redoblamos esfuerzos para seguir mejorando la calidad de vida en nuestro distrito. Un año en el que se consolidó todo lo hecho y se siguió avanzando en lo que falta. Un 2018 que comenzaba con el compromiso de concretar cinco ejes fundamentales para el Morón que se viene, para ese Municipio del Siglo XXI en el que todos los moronenses merecen vivir. Terminando otro año de gestión puedo decir que respaldamos ese compromiso con acción.

El crecimiento en Salud es histórico. Estamos fortaleciendo el sistema de atención primaria como nunca antes. A partir de la Red AMBA avanzan obras en ocho Centros de Salud para sumar 35 consultorios e incorporar equipamiento, profesionales y especialidades. Además, estamos construyendo dos Centros nuevos, uno en Barrio Seré y otro en Castelar Norte. El cambio se completa con modernización: todas las salitas tendrán la historia clínica electrónica, que ya comenzó a funcionar en el CAPS Santa Laura, Gelpi, Azucena y Mercedes Sosa y tiene cientos de registrados.

Durante 2018 profundizamos obras claves, esperadas, porque conllevan servicios de primera necesidad. En septiembre pusimos en marcha la construcción de la segunda etapa del colector Castelar-Villa Tesei, que permitirá que unos 75 mil vecinos de Morón Sur y más barrios se puedan conectar. También, en Castelar Sur, la expansión de la red secundaria acercará el servicio a más de 13.278 vecinos. Lo mismo en Haedo y El Palomar. No solo estamos extendiendo la cobertura (37 mil vecinos incorporaron el servicio desde que comenzó nuestra gestión) sino que el progreso llega con trabajo. Estamos capacitando gratuitamente a los beneficiados para que puedan realizar su propia conexión.

Por otra parte, hace tres años en la localidad de Haedo recibimos un Parque Lineal que tenía 450 metros de construcción, desfinanciado, abandonado. Ahí mismo en octubre inauguramos el primer Metrobús de Morón, que beneficia diariamente a 80.000 usuarios de transporte público, con bicisenda, 42.000 metros cuadrados de espacios verdes, 450 luces LED, 56 cámaras de seguridad enlazadas con nuestro Centro de Operaciones y Monitoreo, fibra óptica, un destacamento policial. Una obra superadora.

Fue un 2018 en el que recuperamos nuestro valor de Ciudad Aeronáutica. Porque para saber hacia dónde vas, tenés que saber de dónde venís. Y lo tuvimos claro desde el primer momento. Desde que asumimos nos propusimos consolidar el privilegio de tener dos aeropuertos de mediano y alto porte a 50 cuadras de diferencia. Hace unos días despedimos el primer vuelo internacional desde el Aeropuerto El Palomar. Producto de una visión compartida con Nación, miles de familias viajaron por primera vez. Ahora pueden conectarse con más facilidad, ver seres queridos, abordar su vuelo minutos después de bajar de un tren. Ese es el objetivo. Hoy conectamos con inclusión y accesibilidad.

El eje se complementa con nuestro Parque Industrial Aeronáutico PITAM, en la Base Aérea de Morón. Este año presentamos nuestro proyecto en distintos países. Son 20 hectáreas destinadas a hangares, naves industriales y escuelas de vuelo, donde cada vez más empresas se acercan a invertir. Global Jet Aviation, High Fly, 2000 Aerosistema, son algunos casos. Junto al resto de nuestros parques y con la mirada puesta en la innovación, vamos a crear 1.200 puestos de trabajo. Con tecnología y valor aeronáutico en un solo lugar.

Este 2018, y con vistas al 2019, potenciamos lo que el equipo tenía absolutamente claro cuando empezó a transitar este camino: estamos para transformar. No vamos a dejar pasar esta oportunidad. Contamos con todos los moronenses que hoy no escuchan promesas sino que ven en cada calle obras y hechos para lograrlo juntos.

(*) Intendente de Morón

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora