Ambito Nacional

En el debut del plan de alivio fiscal, Vidal logró recuperar $165 M

Suspende embargos y ofrece hasta 60 cuotas para las deudas en etapa prejudicial y judicial. Permite retomar planes de pago caídos.

Tras la implementación de los nuevos planes de facilidades de pago, la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires, tramitó más de 3.200 acogimientos en el primer día. De esta manera se regularizaron deudas por $165 millones, de las cuales el 80% de los que se sumaron a este beneficio son pequeñas y medianas empresas que adeudaban Ingresos Brutos al fisco.

El director ejecutivo de ARBA, Gastón Fossati, destacó que “estas medidas de alivio tributario que implementamos tuvieron una muy buena respuesta desde el primer día. Ya se hicieron 3.250 planes de pago en una jornada, 400 se hicieron el domingo y el resto el lunes, lo que nos permitió recaudar 165 millones de pesos, sobre todo de contribuyentes ligados al sector productivo que aprovecharon la oportunidad para regularizar su situación”.

En ese sentido, explicó que “los beneficios que lanzamos a principios de este mes dan respuestas concretas a sectores de la producción, los servicios y a los contribuyentes en general que tienen dificultades provocadas por la coyuntura económica”.

En medio de la incertidumbre generada tras la disparada del dólar luego de las PASO del 11 de agosto, el gobierno de María Eugenia Vidal buscó acelerar una serie de medidas tendientes a aliviar el peso de la crisis en los contribuyentes bonaerenses.

En esa línea ARBA puso en marcha este lunes una serie de implementó medidas orientadas a pymes, microempresas, comerciantes y también a contribuyentes en general. Se destacan dos nuevos planes de facilidades de pago para cancelar deudas impositivas de todos los impuestos, tanto en instancia judicial como prejudicial.

En forma complementaria a los programas de regularización, se flexibilizaron las condiciones para levantar medidas cautelares y no se trabarán nuevos embargos en lo que resta del año, lo que implica un alivio real para el sector productivo de la provincia.

El paquete tributario de alivio comprende deudas consolidadas al 31 de julio de Inmobiliario (Básico y Complementario), Automotores, Embarcaciones Deportivas, Ingresos Brutos y Sellos.

Las medidas poseen las siguientes características:

Deudas sin juicio

Para aquellos contribuyentes que tengan deudas en instancia prejudicial de cualquier impuesto bonaerense, se estableció un plan permanente de regularización por hasta 60 cuotas.

Deudas en juicio

Este plan abarca al conjunto de los impuestos e incluye la totalidad de la deuda en juicio que tengan los contribuyentes. Permite financiación de hasta 60 cuotas. Además, cuenta con un beneficio especial, ya que el monto del acogimiento puede reducirse en hasta un 15% de la deuda judicial (sin afectar capital), puesto que la Provincia reconoce y se hará cargo de gastos procesales que debe enfrentar el contribuyente, como costas y honorarios de abogados externos.

Planes caducos

En forma paralela, ARBA abrió la posibilidad de retomar planes de regularización caídos por falta de pago, tanto en instancia judicial como prejudicial.

La medida, que abarca programas caducos al 31 de julio de 2019, favorecerá a más de 66.000 contribuyentes que pueden cancelar deudas tributarias.

Medidas cautelares

A partir de este mes, solo con formalizar la adhesión a un plan de pagos los contribuyentes con deudas en instancia judicial podrán levantar embargos de sus cuentas bancarias, sin necesidad de abonar el adelanto del 10% que se exigía anteriormente.

Suspensión de embargos

A la vez, hasta el 31 de diciembre de este año, ARBA no trabará nuevos embargos sobre cuentas bancarias y derechos de crédito. Beneficiará a 58.000 contribuyentes.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario