Política

En el Gobierno no se descartan más cambios

Mientras algunos siguen evaluando los resultados que puede haber en octubre entre la “fórmula española” (Fernández-Fernández) y la “fórmula italiana” (Macri-Pichetto), otros se inclinan a un plazo mucho más corto y descartan que todavía se pueden dar muchos cambios en el equipo actual. Por ejemplo, con el siempre codiciado, pero cada vez con más diferencias, Rogelio Frigerio que, dicen, volvió a “pegar un portazo” el domingo de las PASO por la demora en autorizarlo a dar a conocer los resultados, lo que constituyó uno de los tantos papelones de esa noche. El caso es que el entrerriano no es fácilmente sustituible debido, entre otras cosas, a su muy buena relación con la mayoría de los Gobernadores que justamente hoy, gran parte de ellos, se inclina a respaldar al binomio opositor. Y justamente este es el caso de lo que ya se llama “la pulseada de la nafta”, en la cual sorprendió un tanto la posición bastante radicalizada de ambas partes, incluyendo la decisión oficial de “congelar” los precios, lo quelevantó polvareda en las provincias productoras, en especial en Río Negro y Neuquén. El caso es que el asunto no sería tan lineal y, además de dejar en claro que las provincias petroleras hubieran preferido que les aumenten las retenciones a las zonas agropecuarias (total, eso a ellos casi no los afecta), y que esta postura era compartida por el ahora extitular de Economía, Nicolás Dujovne, estratega del aumento anterior del cuestionado gravamen y, probablemente, una de las causas de su alejamiento del Gobierno, puso en evidencia el giro de 180º del propio Macri que, hasta ahora, venía protegiendo especialmente al sector petrolero. Parece, sin embargo, que el rotundo vuelco de los gobernadores Alberto Weretilneck, de Río Negro; y Omar Gutierrez, de Neuquén (recientemente reelecto hasta el 23) hacia la “fórmula española”, al punto que no solo no acompañaron al oficialismo, sino que la oposición casi duplicó en votos al oficialismo nacional en ambos distritos, lo que puso de particular malhumor a Macri, que interpretó el hecho casi como una traición, debido a la relación que tenían (aparentemente) y las distintas ayudas dadas a ambas provincias. El enojo es tan grande que, se dice, hasta el mediático Guillermo Nielsen habría intercedido frente a Dujovne (antes de su partida) por encargo de Alberto (Fernández) para que “no toquen al sector de los combustibles”, sin aparente mayor éxito.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario