Edición Impresa

En marzo hubo superávit con Brasil

En el trimestre se acumula un saldo positivo de u$s334 millones. La recesión y la devaluación explican la mejora en el comercio bilateral con el vecino país. El mejor ejemplo de que sigue el ajuste del sector externo.

En marzo, el comercio con Brasil arrojó un nuevo superávit, el cuarto consecutivo, ahora de u$s184 millones (un año atrás hubo un déficit de u$s830 millones). Este fue explicado por un aumento del 12,2% interanual en las exportaciones y el derrumbe de las importaciones, que cayeron 53,3% interanual.

“Las ventas a Brasil se vieron impulsadas por la depreciación de la segunda mitad de febrero y marzo, a lo que se sumaron los mayores excedentes exportables dado el contexto recesivo de la economía argentina. Entre los rubros con mayores avances se destacan vehículos de carga, trigo y combustible”, explicó Ecolatina. Mientras que por “el lado importador, la contracción respondió tanto a un poder adquisitivo golpeado como a un nivel de actividad que en términos interanuales aún se mantiene en rojo. En este sentido, las principales caídas se pudieron observar en rubros tales como vehículos de pasajeros y carga, autopartes, maquinaria agrícola y laminados de hierro”.

“Para los meses restantes de 2019 proyectamos que el intercambio bilateral continuará en recuperación para Argentina, aunque esta dinámica iría paulatinamente mostrando signos de desaceleración. De esta forma, el año cerraría con una balanza comercial prácticamente equilibrada (un rojo de u$s100 millones) a raíz de un aumento de las exportaciones en torno a 9% y un retroceso importador en la zona de 18%”, estima Ecolatina. “En cuanto a las importaciones, será clave la evolución del tipo de cambio en un año electoral incierto y su efecto sobre el poder de compra y el nivel de actividad. Asimismo, a medida que vaya transcurriendo el año, las menores bases de comparación que dejó el último tramo de 2018 hará que las caídas de las importaciones se reduzcan. Por el lado de las exportaciones, hay un factor adicional a tener en cuenta: el mercado brasilero ha reducido sus expectativas de crecimiento para 2019 durante las últimas semanas (pasando de 2,5% a 2%), lo cual indica que su demanda no mostraría crecimientos tan significativos como los proyectados algunos meses atrás”, agrega.

Según Abeceb, en marzo pasado las exportaciones se ubicaron en u$s983 millones (crecieron menos que en febrero, cuando lo hicieron en más del 19%). La mejora refleja el aumento en las ventas a Brasil de vehículos de carga y trigo. “En este sentido, los datos de marzo vienen a consolidar lo que se venía observando en febrero, cuando diversos sectores de peso en el comercio bilateral comienzan a dinamizar las ventas externas. De hecho, nuestro principal rubro de exportaciones a Brasil, material de transporte terrestre, se revirtió desde un desplome del 44,7% en enero, a una tasa positiva del 15,7% en febrero”, explica Abeceb.

En el acumulado de 2019, el valor total del comercio fue del u$s5.018 millones, compuesto por importaciones por u$s2.342,0 millones (-46,5%) y exportaciones por u$s2.676 millones (+13,7%): superávit de u$s334 millones. “En la medida en que la actividad doméstica brasileña gane tracción y el consumo doméstico se recupere, sus importaciones tenderán a subir con lo cual las exportaciones de mercancías desde Argentina a Brasil seguirán recibiendo un impulso”, señala la consultora.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario