Economía

En octubre más ahorristas compraron dólares, pero el monto total cayó 40%

• LA FUGA DE CAPITALES ALCANZÓ LOS U$S1.163 MILLONES.
• LA COMPRA BRUTA DE BILLETES PROMEDIO DISMINUYÓ 19% A U$S2.200.
Según el Balance Cambiario del mes pasado, el 98% de la gente que compró billetes para atesorar lo hizo por hasta 10.000 dólares.

El mes pasado los ahorristas aprovecharon la estabilidad cambiaria para volver a refugiarse en el dólar. Quizás alentados por la cercanía del dólar al piso de la banda de no intervención del BCRA, lo que podría interpretarse como una lectura de que el dólar estaba "barato", y el descenso de las tasas de interés en pesos, prefirieron comprar dólares para atesorar.

Así lo muestran los datos del Balance Cambiario de octubre pasado, donde el sector privado no financiero compró dólares para atesoramiento por u$s1.163 millones. Si bien el monto es un 41% inferior al de septiembre pasado y 40,3% respecto a octubre 2017, el total de personas que compraron aumentó con relación al mes anterior. De modo que en el primer mes donde el dólar mostró una tendencia estable y levemente descendente más ahorristas decidieron comprar divisas para atesorar. Cabe señalar que, a pesar de que las ventas de divisas aumentaron (efecto canuto inverso, es decir, personas que decidieron vender dólares para hacerse de pesos y afrontar gastos o compromisos), las compras fueron superiores.

De modo que en lo que va del año las compras privadas de dólares para atesoramiento (lo que algunos consideran lisa y llanamente como fuga de capitales) ya asciende a u$s25.959 millones; esto representa un 48,5% más que en el mismo período del año pasado.

Según los datos del BCRA, las compras brutas de billetes de residentes totalizaron u$s2.433 millones, cayendo en unos u$s400 millones respecto a septiembre. "Dado el incremento en la cantidad de demandantes de unos 60.000, la compra promedio por cliente disminuyó un 19%, ubicándose en u$s2.200", señala el BCRA.

Por otro lado, "el 98% de la cantidad de clientes que compraron billetes lo hicieron por hasta u$s10.000, acumulando el 41% de las compras de billetes". Mientras que las ventas de billetes mostraron un aumento respecto a septiembre tanto en monto (suba de unos u$s400 millones) como en cantidad de clientes (incremento de unos 20.000 clientes). En términos de monto, los operadores con ventas superiores a u$s2 millones en el mes concentraron 4 puntos porcentuales más que el mes previo, en detrimento de los estratos inferiores.

A continuación, otros datos relevantes del Balance Cambiario.

Las empresas del sector real fueron vendedoras netas de moneda extranjera por unos u$s1.400 millones. Dentro de ese grupo, el principal sector con oferta neta en términos históricos, "Oleaginosas y cereales", tuvo ventas netas por unos u$s1.300 millones, con una caída interanual de 21%, generada posiblemente por la sequía que afectó a sus principales cultivos en la cosecha de este año. El resto de las empresas del sector real ("Otros del sector real") realizaron ventas netas por unos u$s100 millones, revirtiendo su comportamiento histórico como demandantes netos en el mercado.

La diferencia con las compras netas por u$s2.200 millones de octubre de 2017 se explica mayormente por el freno en las importaciones de los últimos meses.

Las "Personas humanas", que básicamente demandan moneda extranjera para atesoramiento y viajes al exterior, compraron de forma neta u$s900 millones, mínimo nivel desde la flexibilización de la normativa cambiaria en diciembre de 2015 y menos de la mitad del nivel de octubre de 2017.

Los "Inversores institucionales y otros", tanto residentes como no residentes, tuvieron una demanda neta por u$s600 millones, que representó un tercio de la salida neta promedio mensual que tuvieron desde el inicio de la inestabilidad cambiaria del último abril.

La cuenta corriente cambiaria, que comprende el resultado neto de operaciones de cambio registradas como exportaciones netas de bienes y servicios, e ingreso primario y secundario, registró un déficit de u$s374 millones, con una reducción de u$s1.900 millones con respecto al déficit de octubre de 2017.

La cuenta capital y financiera del "Sector Privado No Financiero" tuvo un déficit de alrededor de u$s1.300 millones, que bajó unos u$s2.100 millones respecto al promedio mensual de los primeros nueve meses de 2018, básicamente por los menores egresos netos por cambio de cartera, tanto de residentes como de no residentes, y a los mayores ingresos de inversión directa de no residentes y de deuda financiera.

La cuenta capital y financiera cambiaria del sector público y BCRA resultó en un superávit de unos u$s6.600 millones, explicado principalmente por el desembolso del segundo tramo del programa stand by acordado con el FMI por u$s5.668 millones y por el ingreso de moneda extranjera del Tesoro nacional por colocaciones netas de Letes por unos u$s1.100 millones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario