Edición Impresa

En represalia, Pekín amenaza con acaparar "tierras raras"

Pekín - Los medios oficiales chinos deslizaron ayer la posibilidad de que Pekín deje de exportar las llamadas “tierras raras” a Estados Unidos, como represalia por la guerra comercial, lo que privaría al país rival de este conjunto de minerales estratégicos.

“Al librar una guerra comercial contra China, Estados Unidos corre el riesgo de perder el suministro de materiales vitales para mantener su fortaleza tecnológica”, dijo la agencia oficial de noticias Xinhua.

Las llamadas “tierras raras”, un conjunto de elementos químicos escasos y que se usan en productos tecnológicos como teléfonos móviles o misiles, son abastecidas por China en un 95% y Estados Unidos depende del gigante asiático para el 80% de sus importaciones. Son un conjunto de 17 elementos químicos esenciales para fabricar teléfonos inteligentes, cámaras, televisores o computadoras.

Hasta ahora, no fueron sometidas a los aumentos de aranceles decretados por Donald Trump a los productos chinos. Pero las “tierras raras” le dan a Pekín una gran influencia política y económica en la disputa. Si hace realidad sus amenazas, el impacto para las compañías de Estados Unidos podría ser desastroso. “China podría obligar a cerrar casi todas las líneas de ensamblaje de automóviles, computadoras, teléfonos inteligentes y aeronaves fuera de China si decide embargar estos materiales”, escribió James Kennedy, presidente de ThREE Consulting, en la revista National Defense.

Agencia AFP

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario