Economía

En rojo: 6 de cada 10 pymes industriales perdió rentabilidad

Las tormentas perfectas suceden cuando confluyen sobre un punto del planeta una serie de factores climáticos que desatan la furia de la naturaleza. En el caso de las pymes industriales, el combo de recesión, alza de costos y caída de las ventas las impacta de lleno. Tal es así que 6 de cada 10 pequeñas empresas productivas sufre la caída de la rentabilidad, según se desprende del profuso relevamiento de la Fundación Observatorio Pyme (Fopyme).

En el cierre del tercer trimestre del año, las cantidades vendidas por las pymes industriales se hundieron un 6,5% en comparación con el mismo periodo de 2015, aunque es cierto que el retroceso fue casi tres puntos porcentuales menor al 9,1% que se registró en el segundo trimestre. Sin embargo, el informe de Fopyme arroja un dato revelador: la reducción de las cantidades vendidas fue encabezada por las empresas pequeñas (de 10 a 50 ocupados), que sufrieron una caída del 8,9%. En tanto que en las medianas empresas (51 a 200 empleados) el nivel de actividad también se redujo pero en un 3,7%. "El universo pyme experimenta una asimetría productiva estructural de acuerdo al tamaño de empresa", asegura la Fundación.



El impacto de la recesión y el freno al consumo interno, golpea de manera dispar a las pymes industriales dependiendo al sector productivo al que pertenezcan. El podio de los mayores retrocesos lo integran y padecen los siguientes rubros: Madera, corcho y paja (-33,7%), Autopartes (-22,1%) y Vidrio, cerámica y minerales no metálicos (-21,9%). De los 12 sectores industriales, el único que aumentó las ventas fue el de Metales comunes y productos de metal con un modesto 1,1%.

Con un consumo interno que sufre una depresión del orden del 25% promedio, las pymes industriales padecen por no poder trasladar a precios el incremento de los costos. El informe muestra que entre el 2° y 3° trimestre de 2016 el precio de venta promedio de las pymes se incrementó 3,3%, menos de la mitad de la suba que se observó en el trimestre anterior. Sin embargo, el costo de producción parece preferir el uso del ascensor a la escalera, y registró un aumento del 7,4%, más que duplicando la suba de precios. Si bien hay una desaceleración de ambos indicadores, al tomar la comparación interanual con el tercer trimestre de 2015, el precio de venta registra un alza del 34%, mientras que el costo de producción promedia una suba del 59%, lo que deja en evidencia el grave problema de rentabilidad que enfrentan las pymes.

Como para ensombrecer aún más el presente, 4 de cada 10 industriales pyme considera que disminuyó la cartera de pedidos de su empresa en el tercer trimestre, mientras que casi un 30% manifiesta que hubo un descenso en el uso de la capacidad instalada y una reducción en el stock de materias primas e insumos.

Empleo

Otra variable que muestra las dificultades que atraviesan las pymes, es la cuestión del nivel de ocupación y el sostenimiento o no de los puestos de trabajo. En el promedio de las pymes industriales, el nivel de ocupación se contrajo un 3,2% en el tercer trimestre en la comparación interanual.

Sin embargo, al considerar por tamaño de empresa hay una diferencia. "Mientras que las medianas industrias redujeron en un 2,8% su dotación de personal en el último año, las pequeñas lo hicieron en 3,5%", indica la encuesta de la Fopyme.

Expectativas

Mientras el Gobierno debió admitir un error de cálculo al pronosticar el rebrote de la economía para el segundo semestre, las expectativas ahora están puestas sobre el año próximo, esperando la tan ansiada recuperación.

En ese sentido, con respecto a las ventas al mercado interno, 4 de cada 10 pymes industriales espera aumentarlas en el 4º trimestre del año mientras que 2 de cada 10 prevén una disminución. Entre las firmas con clientes en el exterior, un 64% no espera alteraciones en los volúmenes exportados.

En cuanto al nivel de ocupación "se prevé invariante para la mayoría de las firmas, al igual que la cantidad de horas trabajadas".

En materia de inversiones, un tercio de los empresarios prevé incrementarlas en el próximo trimestre y un tercio de los industriales pymes no supone nuevos aumentos en los precios de ventas. En tanto que un 61% de las pymes manufactureras espera que su rentabilidad mejore en el próximo año. Lo llamativo es que se evidencia una tendencia descendente de las expectativas sobre dicha variable, ya que esta proporción era levemente superior durante el trimestre anterior.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario