Municipios

"En Tigre es la primera vez que cierran más empresas de las que abren"

El jefe comunal trazó un panorama crítico de la situación económica actual. Resaltó el acuerdo de unidad que se logró con Sergio Massa en Tigre.

El sábado pasado por la noche y en la madrugada del domingo, Tigre era un hervidero en medio de la negociación entre el actual intendente Julio Zamora y Sergio Massa para consensuar el cierre de listas. Sobre el filo de la ruptura, finalmente sellaron la paz y acordaron que Zamora irá por la reelección y Malena Galmarini como candidata a diputada.

“Sergio tuvo una gran madurez y una gran generosidad para poder cerrar el acuerdo”, afirmó Julio Zamora durante su visita a la redacción de Ámbito.

En cuanto a las próximas elecciones, el intendente de Tigre sostuvo que planteará una campaña de “propuestas para los vecinos, espero que no haya campaña sucia en ningún ámbito, ni local, provincial o nacional, necesitamos darle esperanza a los vecinos en el futuro”.

Periodista: ¿Cómo fue la negociación con Sergio Massa y Malena Galmarini para llegar al acuerdo de unidad en Tigre?

Julio Zamora: Fue una charla madura en donde evaluamos en primer lugar los años que convivimos en la gestión de Tigre, también evaluamos que ir separados en una elección perjudicaba las chances electorales de ambos, y que eso era un riesgo importante porque le dábamos a Cambiemos la posibilidad de que gane la elección en Tigre. En ese convencimiento charlamos, y como en toda conversación cedimos cada uno un poco de sí, y pudimos llegar a este acuerdo que es una justa composición de las partes, trata de que cada uno tenga su rol, tanto en la Legislatura bonaerense, en la diputación nacional Sergio y yo en la intendencia de Tigre, y con gente cercana a Sergio en el Concejo Deliberante. Nos va a permitir ampliar el espacio y la base de sustentación. Nosotros en las elecciones pasadas fuimos separados de Unidad Ciudadana, y hoy estamos todos juntos. Creemos que vamos a tener un buen resultado.

P.: ¿A cuánto se estuvo de la ruptura?

J.Z.: La verdad que la tensión fue muy fuerte. Yo lo venía exponiendo públicamente que la situación esta no era normal en un frente que se propone tener una amplia base democrática, y que la situación perjudicaba a todos, no solo a mí sino al espacio también. Sergio tuvo una gran madurez y una gran generosidad para poder cerrar el acuerdo. Si bien fue en las últimas horas, fue muy valioso lo que hizo Sergio para llegar a este final que nos da una competitividad muy importante de cara a las próximas elecciones, también con la posibilidad de reestablecer lazos políticos con Sergio por quien tengo un afecto muy grande desde lo personal, quizás tuve algún distanciamiento político pero aspiro a reconstruirlo y mirar hacia el futuro juntos.

P.: ¿Cómo ve la unión del peronismo en el Frente de Todos de cara a las elecciones?

J.Z.: Presentamos a la sociedad candidatos como Alberto Fernández, Cristina Fernández, Kicillof y Magario que de alguna manera tienen inserción en las comunidades de todo el país. Es un esfuerzo grande hacer la unidad, en donde todos cedemos en posicionamientos y lugares pero con el convencimiento de que estamos trabajando por un fin que tiene que ver con lo que le pasó a la gente en estos cuatro años. En ese sentido, creo que el esfuerzo vale la pena para que cada uno de nosotros dejemos de lado nuestros egos y de nuestra representación en la sociedad con un objetivo superior que es generar trabajo para los argentinos, que la educación vuelva a estar en el centro de las políticas públicas, que vayamos a una política de crecimiento, que protejamos a nuestras pymes y comercios. Esos son los ejes que está trabajando Alberto Fernández sobre todo teniendo en cuenta que en estos cuatro años hemos visto a muchos vecinos perder su trabajo, comerciantes bajar las persianas, muchas pymes que cerraron. En Tigre es la primera vez que cierran más empresas de las que abren, ni el 2001 nos pasó esto. Por eso para intentar paliar la situación declaramos al Delta como un parque turístico y exenciones impositivas para inversores para promover el turismo, que es una de las herramientas nuestras de crecimiento. Y también políticas de inversión en centros comerciales a cielo abierto para acompañar al comercio.

pag8-zamora1.jpg

P.: ¿Cómo actuaron ante la crisis, le cambió la agenda de gestión?

J.Z.: Nos golpeó como a todos. Tuvimos un aumento importante en la asistencia social con un incremento del 70% en los alimentos que entregamos a los vecinos en situación de vulnerabilidad, un aumento del 50% en comedores y merenderos. Eso implica que hay que redireccionar recursos. Tuvimos que rediseñar nuestro presupuesto pero manteniendo los estándares de calidad de gestión.

P.: ¿Cuánto hay de cierto y cuánto de mito en el rol de los intendentes en una elección?

J.Z.: El rol del intendente en las elecciones ejecutivas es muy importante. La gente mira al candidato local por la cercanía que los intendentes tenemos con la gente. Esto nos permite escucharlos y tratar de brindar soluciones a los problemas.

P.: ¿Hubo reparto discrecional de los fondos por parte de la Provincia según el color político de los partidos?

J.Z.: Hubo diferencias. Tampoco es el primer gobierno que lo hace de esta manera. La verdad es que aspiro a que el gobernador que venga, tenga una mirada equitativa porque a este gobierno provincial también lo votaron vecinos de Tigre, y la realidad es que no hemos recibido obras sustanciales. Tenemos una sola obra que es el ensanchamiento del puente ferroviario y vehicular sobre el arroyo Las Tunas que era como un tapón en caso de crecida, pero más que esas obras no hay muchas más. Recibimos algunos fondos recibidos para asfaltos, pero uno ve municipios de Cambiemos en donde se hicieron obras importantes. No fuimos tratados de la misma manera.

P.: ¿La fórmula Kicillof-Magario la ve competitiva?

J.Z.: Sí, es muy competitiva. Kicillof es un dirigente que fue probado en el gobierno nacional, tiene una imagen positiva, y es un hombre con muchas convicciones. Creo que esa experiencia en el gobierno nacional, con una mirada más cercana con los intendentes va a permitir que podamos ir hacia un gobierno que ponga en valor las autonomías municipales y las acompañe con recursos. Confío en que tenga ese diálogo con los intendentes y con todos los espacios políticos porque en esta Argentina que viene nadie va a tener la vaca atada, y vamos a necesitar tener mucho diálogo. Hay voluntad en Alberto Fernández de encarar esta etapa que viene habiendo aprendido de los errores del pasado.

P.: ¿Qué sentimiento cree que entre los vecinos ante la situación económica?

J.Z.: Hay decepción. La gente que votó a Cambiemos lo hizo con la esperanza de estar mejor en su trabajo, para que los argentinos nos reencontremos, con un Gobierno que decía que la solución de la inflación no era un problema. Todos tenían la esperanza que esto iba ir a un gobierno que de alguna manera pueda solucionar los problemas que había en la Argentina. Hoy hay desazón y tristeza. Los partidos políticos y la gente han sobrellevado esta crisis de una manera muy responsable para que en octubre votemos, y está la esperanza de cambio a través de la candidatura de Alberto Fernández para transitar otro camino, pero está en la gente elegir. Hay una madurez para respetar los tiempos de la democracia para poder efectuar los cambios que haya que hacer por medio del voto.

P.: ¿Cuál debe ser la agenda del próximo gobierno?

J.Z.: Por la realidad que vivo en mi ciudad, pienso que tiene que haber un marco de protección para las pymes. No se puede abrir indiscriminadamente la economía sin haber hecho un proceso de adaptación de las pymes a un proceso productivo. Abrir la economía dejando desguarnecidas a las pymes fue un error de este gobierno que costó claro, costó muchos puestos de trabajo y familias que están en la orfandad. Hay que reactivar la producción y el consumo.

P.: ¿Qué desafíos se plantea para su último mandato?

J.Z.: Son desafíos que tienen que ser pensados en conjunto con la provincia de Buenos Aires. Por ejemplo, el hospital provincial de Pacheco empieza a funcionar bien o tenemos que hacer un hospital público municipal, y para eso tenemos que discutir cómo lo hacemos porque si no vamos a cagar sobre las espaldas de nuestros vecinos los impuestos provinciales para mantener el hospital de Pacheco, y los impuestos municipales para mantener un hospital en Tigre. Quiero tener un hospital de segundo nivel sea provincial o municipal que le dé un buen servicio a los vecinos. Estamos abriendo ahora dos hospitales de diagnóstico inmediato, son tres en total. Uno ya lo abrimos en Tigre Centro, uno en Don Torcuato y otro en Benavídez. Son establecimientos que son un escalón más que los tradicionales centros de salud con camas de observación, imágenes, especialistas, guardia las 24 horas, y esto contribuye a quitarle pacientes al hospital de Pacheco. El tema de la seguridad ciudadana lo vamos a seguir profundizando para tener un sistema óptimo para los vecinos. En lo que hace a servicios públicos estamos encarando en dos localidades la separación de residuos en origen y lo queremos extender a todo el distrito. Vamos a seguir con la agenda medioambiental que en Tigre es muy fuerte porque tenemos las islas e hicimos un plan protectorio de las islas. Tenemos también la problemática del Río Reconquista que es un desafío porque son 18 municipios por el cual atraviesa y desde Tigre solos no podemos tomar medidas para solucionarlo. Queremos avanzar en la ampliación de la red de cloacal a todo el municipio. En 2016 firmamos el convenio con Macri para hacer el 100% de agua y el 75% de cloacas, pero vino la tormenta económica y no se cumplió. Por último, vinculado a la situación actual, el desarrollo económico y para eso tenemos ejes que son importantes como el turismo, la industria con 1.100 empresas instaladas a las que tenemos que darles las facilidades para producir, por eso trabajamos en la conectividad de todo Tigre mediante un anillo vial, también la seguridad ciudadana y una ventanilla única para la transparencia para la forma en que las empresas se vienen a instalar en Tigre. En cuanto a la educación, aunque no tenemos tanta injerencia, queremos que Tigre tenga escuelas digna, y atendemos con fondos propias a las escuelas que son provinciales pero estamos comprometidos. En 2017 firmamos convenios con la Provincia para la construcción de dos jardines de infantes que no se hicieron. Hay solo una obra que es de la escuela Nº25. Nosotros nos comprometimos a hacer una escuela secundaria que la estamos terminando. No hay capacidad de respuesta de la Provincia para la infraestructura escolar.

P.: ¿Cómo ve la Provincia?

J.Z.: Le preguntaría a la gobernadora Vidal qué deja como su gestión de gobierno en materia de obras por lo menos en mi comunidad. Miro la seguridad como está, miro las escuelas, miro el hospital de Pacheco, y entonces digo que no veo avances. No veo más allá del mensaje de la lucha contras las mafias y las grandes obras que se hacen, yo no las veo. Hablo con mis colegas intendentes y ven una situación similar a la mía.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario