Economía

ENARSA se quedó sin estaciones de servicio, pero PDVSA no se va del país

La sociedad estatal argentino-venezolana ENARSA-PDV cerró el último fin de semana las dos únicas estaciones de servicio que tenia en la Argentina. La primera y más emblemática estaba emplazada en Avenida del Libertador al 5.800, en Capital Federal. La otra, en Panamericana y ruta 202, en el partido bonaerense de San Isidro.

Sin embargo, esto no implica que la petrolera venezolana Pdvsa (integrante de la sociedad ENARSA-PDV) esté pensando en concluir sus actividades en la Argentina. Según comentaron fuentes del sector petrolero consultadas por ámbito.com, la compañía se quedará con una de las dos estaciones y planea abrir otras 50 bajo su filial PDVSUR. Además, mantendrá su presencia con SOL, de la cual es dueña de casi la mitad, en sociedad con la uruguaya Ancap.

En 2005, cuando fue anunciada la creación de ENARSA-PDV, el propio mandatario venezolano Hugo Chávez, junto al entonces presidente Néstor Kirchner, inauguraron la estación de servicio del barrio de Núñez. Con bombos y platillos, habían anunciado una inversión de u$s 1.500 millones y la apertura de 600 sucursales a lo largo del país. Además, ese día el bolivariano se animó a decir que adquiriría los activos en el Argentina de la holandesa Shell, que por aquél momento era el segundo jugador en el mercado de las expendedoras de combustible, detrás de Repsol-YPF. Nada de eso sucedió.

Años después, la estación que estaba ubicada frente a la ex ESMA cerró definitivamente. Según versiones del mercado petrolero, a fin de octubre venció el contrato de alquiler y el dueño del terreno prefirió comenzar un emprendimiento inmobiliario en lugar de extender el vínculo con ENARSA-PDV. Por otra parte, el punto de venta ubicado en Panamericana y ruta 202 pasará a ser de PDVSUR, filial en América Latina de Pdvsa (sin injerencia de Enarsa).

Si bien el cierre de los puntos de venta de combustible parecía desalentar la actividad de la sociedad argentino venezolana, ámbito.com pudo saber que la empresa seguirá con sus operaciones en el país.

Dentro de las actividades confirmadas por ENARSA-PDV se encuentran la comercialización de hidrocarburos entre ambos países. Además comenzará a construir en el primer semestre de 2011 una planta regasificadora en la zona de Bahía Blanca, la cual ya está licitada. También existen otros convenios para iniciar negocios en el exterior, como la exploración de una faja del río Orinoco, en Venezuela.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario