Política

Encubrimiento AMIA: Menem, absuelto; penas moderadas para juez y fiscales

Se probaron "graves" delitos para desviar la investigación. Galeano, a 6 años de prisión. Ocho condenados y 5 absueltos. Exfiscales, con condicional. Se confirmó pago ilegal de u$s400 mil que deberá devolver Telleldín.

Tres años y 9 meses después de haber comenzado el juicio, y más de una década luego de que se revelara la trama de encubrimiento que colapsó con el primer juicio, ayer se arribó a un veredicto por el encubrimiento de la investigación sobre el atentado a la AMIA. El fallo puede dividirse por tramos: lo tortuoso de todo el proceso con más obstáculos de la historia judicial argentina arrojó saldo satisfactorio; sin embargo, acorde con los pedidos de la fiscalía y las querellas (la mayoría), las condenas dictadas por el Tribunal Oral Federal N° 2 tuvieron penas moderadas y algunas absoluciones que dispararán polémicas en Casación, adonde recurrirán familiares de las víctimas, y también los condenados. La más resonante fue la exculpación del expresidente Carlos Menem de las maniobras de encubrimiento. El 3 de mayo se darán a conocer los fundamentos.

El otro absuelto fue el extitular de la DAIA, Rubén Beraja. Los jueces Jorge Gorini, Karina Perilli y Néstor Costabel condenaron, en tanto, al exjuez Juan José Galeano a 6 años de prisión; al extitular de la SIDE, Hugo Anzorreguy, a 4 años y 6 meses de cárcel y a Carlos Telleldín a tres años de prisión por el delito de peculado, junto a su exesposa Ana Boragni (2 años condicional). Mientras tanto, los exfiscales Eamon Mullen y José Barbaccia fueron condenados a dos años de prisión en suspenso, considerando que incurrieron en incumplimiento de los deberes de funcionario, a partir de corroborarse las distintas irregularidades que giraron en torno de la investigación. El ex subjefe de la SIDE, Juan Carlos Anchezar, fue condenado a 3 años por el delito de falsedad ideológica, el excomisario de la Policía Federal Carlos Castañeda a 3 años por encubrimiento, falsedad ideológica y violación de medios de prueba. Los jueces ordenaron la inmediata detención de los que tienen penas de cumplimiento efectivo, pero al momento en que la sentencia quede firme.

En el mismo veredicto, el tribunal también dictó la absolución del excomisario de la Policía Federal Jorge “Fino” Palacios, en un escenario previsible dado que en el debate no logró probarse su participación en la advertencia presunta de un allanamiento que apuntaba a la denominada “pista siria” vinculada a Alberto Kanoore Edul. Otros beneficiados con la absolución fueron el abogado Víctor Stinfale (representante legal de Telleldín al momento del pago de los u$s400.000 por brindar una pista falsa que vinculaba a policías bonaerenses) y el agente de inteligencia Patricio Finnen. El tribunal consideró “graves” todos los delitos que se probaron en la causa. La DAIA celebró en un comunicado la absolución de Beraja y fue más allá al cuestionar algunos de los delitos que le atribuyeron a Galeano.

Dos acusaciones fueron probadas: el pago del dinero a Telleldín para acusar al policía Juan José Ribelli, hoy querellante en el juicio y la coacción judicial de Galeano a testigos para que sostuvieran la versión construida en torno del presunto nexo local, mezclando la causa “brigadas” para señalar a los supuestos culpables. En tanto, el abandono de la “pista siria” a instancias de Menem, sostuvieron los jueces, no llegó a ser probada y motivó la absolución del expresidente.

En el marco de este juicio, la Unidad Fiscal de Investigación (UFI) del atentado a la AMIA pidió que Menem fuera condenado a 4 años de prisión y que el exjuez Galeano lo sea a 13 años. La fiscalía sostuvo que todas las maniobras que se ventilaron “llevaron a dificultar, desviar e incluso arruinar la investigación del atentado” y pidió condenas para todos los acusados, menos para Palacios. Con respecto a los pedidos de la fiscalía y de las querellas de familiares, Memoria Activa, Apemia y 18-J, las condenas fueron moderadas. Todo el asunto, luego de que se revelen los fundamentos, podrá ser recurrido a Casación.

Gabriel Morini

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario