Brent: en su punto más alto desde marzo y a la espera

Energía

Los grandes países productores acordaron solamente una modesta reducción de sus recortes a bombeo, lo que provocaría disminución de inventarios.

La estructura de precios del petróleo Brent, de referencia para la Argentina, alcanzó su punto más alto desde marzo luego que los grandes países productores acordaron sólo una modesta reducción de sus recortes al bombeo, lo que operadores esperan que provoque a una disminución de los abundantes inventarios que presionan al mercado.

Los futuros del crudo Brent para entrega próxima entraron en backwardation el 24 de noviembre, antes de volver al contango, su estructura opuesta, y luego recuperarse a un máximo. Durante la semana el barril rondó los u$s49, aunque luego se retrajo por toma de ganancias y temores a rebrotes del coronavirus.

La estructura de mercado en backwardation significa que los valores actuales son mayores que los de meses posteriores y alienta a los operadores a vender crudo almacenado. La estructura también impulsa a los inversores financieros a conservar grandes posiciones de futuros del petróleo, porque hace más económico el renovar los contratos mensuales. Los futuros a mes inmediato subieron a máximos de 9 meses de casi 50 dólares. En la actualidad un contrato a mayo del 2021 se paga u$s48,79; a junio unos u$s48,82; a julio u$s48,71 y a agosto u$s48,67.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados liderados por Rusia, grupo conocido como OPEP+, acordaron aumentar su producción de crudo hasta 2 millones de barriles diarios de forma gradual en 2021, a razón de un máximo de medio millón por mes, medida que podrá ser reajustada cada mes.

Efectos secundarios

La decisión alivió las preocupaciones del mercado de que el grupo permitiera un incremento mayor de la producción que habría superado a la demanda, que se espera que crezca lentamente a medida que las vacunas contra el COVID-19 tengan efecto.

El grupo logró el consenso con un compromiso entre aquellos que, como Arabia Saudí, pedían mantener en los próximos meses sin cambios el recorte actual, de 7,7 mbd -un 8 % de la producción mundial- y otros que querían el aumento previsto inicialmente, de 1,9 mbd. Venezuela, Irán y Libia continúan exentos del compromiso de reducir sus extracciones debido a diversas razones, como sanciones, crisis y conflictos armados.

“La OPEP+ continuará limitando la oferta de petróleo en el mercado a un nivel en el que los inventarios globales de crudo seguirán disminuyendo”, dijo el analista jefe de materias primas de SEB, Bjarne Schieldrop. “Eso hará subir los precios al contado”.

Dejá tu comentario