Magariños: "Hay que continuar trabajando en el marco regulatorio"

Energía

El CEO de la Cámara de Energía analizó también el impacto que la pandemia tuvo en el sector de los hidrocarburos, tanto por el lado de la demanda como por los precios.

La Cámara de Energía (CADE) nació en 2019 con el objetivo de ayudar a alcanzar acuerdos que la industria necesita para desarrollar el potencial del país. Así lo remarcó Carlos Magariños, su gerente general, durante su exposición en Ámbito Debate quien hizo referencia al impacto que la pandemia tuvo en el sector, analizó las condiciones necesarias para la explotación de Vaca Muerta y respaldó el Plan Gas.

“Fue un año excepcional, debido al impacto que tuvo la pandemia. Todos sabemos el efecto devastador que tuvo sobre la demanda y en el sistema de precios. La pandemia llegó, además, justo al mismo tiempo cuando algunos jugadores mundiales (Arabia Saudita y Rusia) estaban enfrascados en medio de una competencia por participaciones de mercado, que generó una reducción adicional de la oferta de hidrocarburos. La reducción de la demanda mundial fue de 2 millones de barriles diarios, pero la oferta cayó 4 millones de barriles. Eso explica porque hoy el precio está en torno al 45 dólares nuevamente”, sostuvo Magariños, quien en cuanto al Plan Gas sostuvo: “Lo vemos con entusiasmo. Celebramos que la autoridad regulatoria haya reconocido la importancia de proveer un conjunto de reglas que nos permitan desarrollar e invertir en el área de gas. En términos generales, diría que el marco regulatorio es una buena herramienta para detener la declinación de los pozos”.

El gerente general de la CADE mencionó “aspectos importantes” para alcanzar el máximo potencial en Vaca Muerta: “Creo que hay que continuar trabajando en el marco regulatorio, para que sea competitivo y provea las herramientas que le permita a las empresas planear las inversiones”.

Luego del desplome ocasionado por la pandemia, el precio internacional de referencia para el petróleo ronda los 45 dólares. Ese valor, sostuvo Magariños, “es un desafío para la industria argentina”, que debería “ir generando las adaptaciones tecnológicas para volverse más competitiva”. “La industria puede trabajar y adaptarse, para competir. Es muy importante en un contexto como el actual, donde atravesamos la transición energética”, remarcó el directivo de la CADE. Justamente, en relación a la transición energética, destacó el rol que tendrá el gas: “Juega un papel crítico. Es el hidrocarburo más limpio y trabajar en eso, es sumamente importante”.

Finalmente, Magariños se refirió a la continuidad del barril criollo: “Las condiciones del mercado que le dieron origen a ese debate, ya no están más. Mi opinión personal es que como están las condiciones, no parece necesario volver a instrumentos de esa naturaleza. La cámara tiene la vocación de generar reglas de juego que nos pongan en igualdad con el resto del mundo. En una situación de emergencia puede ser necesario. Pero eso no nos lleva a la conclusión de utilizarlo cada vez que el precio se mueve un poco. Apostamos que como estrategia de mediano y largo plazo, los precios estén en línea con lo que pasa en todo el mundo”.

corte 5.mov

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario