Edición Impresa

Esa ausente que domina la vida

Por fuera, un chalecito lindo todavía, aunque descuidado, de esos que recuerdan mejores tiempos en el conurbano. Por dentro, sólo señales de abandono y el viejo que arrastra los pies, resopla y gruñe. Más aun cuando viene el hijo, como por obligación y de mal modo. El tipo es un viejo gruñón, por fuera. Pero por dentro es, a veces, un infeliz perdido en sus recuerdos, de cuando la casa era linda, el hijo era un bebito, y ella todavía estaba viva.

Gastón Varela imaginó esos personajes en un cuento donde padre e hijo van a la peluquería -un enorme esfuerzo de tres cuadras- y el viejo está tan deteriorado que el peluquero piensa que el otro debe ser, más bien, el nieto. El cuento se llamaba "En camino". Ampliando esa historia, el propio Varela hizo el guión de esta película que se llama "Ahí viene". No hace falta decir quién viene, y tampoco la vemos. Pero cabe esperarla. Película imperfecta, pero sentida, llama la atención sobre ese buen actor que es Daniel Quaranta, y marca el debut como director de Federico Jacobi, asistente de dirección de J. C. Campusano, cuya voz se escucha en los recuerdos del viejo como la voz del médico que le insiste en seguir un tratamiento. Algunos viejos aborrecen seguir un tratamiento.

Detalle interesante, "Ahí viene" se produjo de forma autogestiva, a través del Cluster Audiovisual, el streaming y otros recursos ajenos a los fondos de apoyo financiero y las horcas caudinas del Incaa. Independiente de veras.

P. S.






"Ahí viene" (Argentina, 2018). Dir.: F. Jacobi. Int.: D. Quaranta, N. Yotich, P. Napolitano.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario