Mundo

Escalada de Brasil contra Argentina: "Podemos salir del Mercosur", dijo Guedes

Crece la retórica agresiva tras el triunfo del peronismo en las PASO. El propio presidente había dicho que "bandidos de izquierda comenzaron a volver al poder" y alertado sobre una imaginaria ola de refugiados como la de Venezuela.

Tal como lo había hecho en la misma noche del triunfo electoral de Jair Bolsonaro en octubre del año pasado, el ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, volvió a referirse ayer de modo despectivo hacia la Argentina. Por un lado se desentendió de los problemas económicos actuales del país al preguntarse “¿desde cuándo Brasil necesita a la Argentina para crecer?”. Por el otro, advirtió que su país puede abandonar el Mercosur en caso de que la Argentina se oponga, en un eventual gobierno de Alberto Fernández, a la apertura comercial del bloque económico del que también participan Uruguay y Paraguay y en el que la Venezuela chavista está suspendida.

“El Mercosur es un vehículo para abrir la economía. Y si (Cristina Fernández de) Kirchner asume y quiere cerrar la economía, nosotros salimos del Mercosur. Vamos a abrir la economía de cualquier forma”, afirmó Guedes durante un evento del Banco Santander en la ciudad de San Pablo.

Sus dichos recordaron la definición de la noche del triunfo en el balotaje, cuando, consultado por una periodista, señaló de modo agresivo: “La Argentina no es una prioridad y el Mercosur tampoco”. Días después se debió disculpar y volvió sobre sus dichos.

La retórica agresiva de Guedes ratifica la elegida el miércoles, cuando el propio Bolsonaro señaló que “bandidos de izquierda comenzaron a volver al poder” en la Argentina, poco después de haber alertado sobre el peligro de una ola de refugiados argentinos hacia el sur de Brasil.

Esos dichos fueron respondidos por Alberto Fernández, quien calificó a Bolsonaro de “misógino, racista y violento”.

En su conferencia de ayer, Guedes afirmó que las turbulencias financieras internacionales no van a impedir la recuperación de la débil economía brasileña y que no le preocupa si el dólar se estaciona a 3,30 reales o a 4,30 ya que Brasil no necesita a la Argentina para crecer.

“No tengo temor de los vaivenes de la Argentina ni de la pelea comercial (entre Estados Unidos y China). No tengo temor de ser engullido por la dinámica internacional”, aseguró.

Sobre la actual crisis financiera argentina, el ministro ultraliberal aseguró que su Gobierno tiene más afinidad con Mauricio Macri, pero que un eventual retorno al poder del peronismo no debe ser un problema.

Sin mencionar a Alberto Fernández, dijo al respecto que si Cristina Kirchner se opone a la apertura del Mercosur, Brasil puede salir del bloque y seguir negociando acuerdos de libre comercio por su cuenta.

“¿Desde cuándo Brasil necesita a la Argentina para crecer?”, preguntó.

Argentina es el tercer socio comercial de Brasil y en el vecino ya hay sectores que sienten la crisis, como el automotor.

Asimismo, la integración es muy fuerte en firmas de diversos rubros y en numerosos estados, incluso a nivel de medianas empresas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario