Deportes

Escándalo en el fútbol europeo por el juvenil del Barça Xavi Simons que se fue a PSG

El club parisino le birló a Xavi Simons, una joven promesa de 16 años y los catalanes estallaron. "Hoy es un día complicado para mí porque a nadie le gusta despedirse y menos cuando tienes que decir adiós a la que ha sido tu casa, tu familia y tu vida desde que tienes uso de razón", escribió el holandés.

Xavi Simons, una joven perla de 16 años de las categorías inferiores de Barcelona, fichó para PSG, anunció el club francés.

"El centrocampista holandés ha firmado un contrato profesional hasta el 30 de junio de 2022", precisó el PSG en sus redes sociales.

Este joven jugador de largo pelo rizado llega a PSG tras anunciar en sus redes sociales -en los que tiene 1,7 millones de seguidores - que dejaba la Masía (lugar de entrenamiento de las inferiores de club catalán), pero sin decir dónde.

El adolescente holandés rechazó la oferta del Barcelona: un salario anual de 200.000 euros, una suma estratosférica para un integrante de la Masía, el centro de formación barcelonista, y la promesa de acceder rápidamente al filial azulgrana, según el diario Mundo Deportivo.

El joven, cuyo agente es el influyente Mino Raiola - representante de nombres como Paul Pogba, Zlatan Ibrahimovic, Mario Balotelli o Marco Verratti -, se ha visto seducido por la oferta de PSG, según la prensa catalana.

En buena lógica, PSG debería alinearlo en la Youth League, el equivalente a la Liga de Campeones de las categorías inferiores.

"Hoy es un día complicado para mí porque a nadie le gusta despedirse y menos cuando tienes que decir adiós a la que ha sido tu casa, tu familia y tu vida desde que tienes uso de razón", escribió el joven centrocampista en su cuenta de Twitter.

"No olvidaré nunca cuando me puse por primera vez la camiseta del Barça hace nueve años", añadió.

Las relaciones entre PSG y Barcelona son tirantes desde hace dos temporadas: le club catalán nunca aceptó del todo que su homólogo parisino, al que acusa de dopaje financiero, pagara la cláusula de rescisión de 222 millones de euros para fichar a Neymar en el verano de 2017.

El equipo que lidera Lionel Messi se apresuró así a comprar al centrocampista holandés de Ajax de Ámsterdam Frenkie De Jong por 75 millones de euros, al que también seguía PSG.

Y ahora Neymar deja entrever que le gustaría volver al Barcelona, que habría ofrecido al PSG intercambiar al brasileño por Philippe Coutinho y Ousmane Dembélé o Ivan Rakitic, así como 40 millones de euros, según L'Equipe y varios medios españoles. Un trato inaceptable para los dirigentes parisinos.

Pero, ante los medios, el Barça muestra un perfil bajo, como hizo el vicepresidente azulgrana Jordi Cardoner recientemente: "Ya lo dijo el presidente (Josep Maria Bartomeu) no hay caso Neymar (...) Parece que el jugador no está a gusto allí pero nosotros no lo valoramos".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario