Edición Impresa

Escenarios de un divorcio traumático

Londres - La primera ministra británica Theresa May propuso este martes a los diputados votar “un nuevo acuerdo de ‘brexit’”, en un intento por salir del bloqueo actual en el proceso, postergado ya en varias ocasiones. Estos son los posibles desenlaces de la salida británica de la Unión Europea:

Theresa May va a presentar a los diputados la semana del 3 de junio su proyecto de ley sobre el “brexit”, versión revisada y completa que incluye el Tratado de Retirada concluido con Bruselas que el Parlamento ya rechazó en tres ocasiones. En el improbable caso en el que lo diputados adopten esta vez el texto, el Reino Unido podría abandonar la Unión Europea (UE) el 31 de julio con un acuerdo que prevea una transición y atenúe el choque.

En cambio, si los diputados rechazan nuevamente el acuerdo de salida y no se encuentra ninguna solución hasta finales de octubre, el Reino Unido podría pedir a la UE una nueva postergación, ya que ni los diputados británicos ni los europeos quieren una salida sin acuerdo. El Reino Unido obtuvo una prolongación hasta más tardar el 31 de octubre para salir de la UE, mientras que, la fecha original era el 29 de marzo.

Este escenario, temido por los círculos económicos, significaría una salida sin transición de la UE y las relaciones entre el Reino Unido y el bloque serían entonces regidas por la Organización Mundial del Comercio (OMC), ya que el país abandonaría de un día para el otro el mercado único y la unión aduanera.

Destino

Si los diputados rechazan una cuarta vez el acuerdo de “brexit” de Theresa May, los días de la líder conservadora estarían contados y su sucesor debería ser un partidario de la salida. Ese sucesor, o sucesora, tendría que elegir en ese momento si prefiere un “brexit” duro, que permita al país realizar sus propios acuerdos comerciales como pretenden los partidarios de esta línea, o si quiere negociar de nuevo con la UE, aunque esta última ya afirmó que el único acuerdo posible es el concluido con Theresa May.

La UE y el Reino Unido intensificaron estos últimos meses sus preparativos frente a la posibilidad de un “no deal”, algo aún más creíble si el favorito de los conservadores para suceder a May al frente del partido -y del Gobierno- es Boris Johnson, gran apóstol del “brexit” y ex ministro de Relaciones Exteriores.

Agencia AFP

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario