Mundo

España: tras larga batalla judicial, exhumaron y trasladaron los restos de Franco

Los nietos del dictador desafiaron la Ley de Memoria Histórica sobre no enaltecer la figura de Franco y lo vivaron durante todo el procedimiento.

El féretro con los restos del dictador Francisco Franco salió de la Basílica del Valle de los Caídos en los hombros de sus familiares, quienes reivindicaron públicamente su figura al grito de "¡viva Franco!” y “¡viva España!", en una imagen que pasará a la historia.

Las labores de exhumación comenzaron en el interior de la basílica donde estaba la tumba del dictador, resguardadas por cámaras de televisión que siguen todo el operativo desde la puerta del recinto monumental, a donde se acercaron una veintena de nostálgicos del franquismo.

Las pancartas con el lema "Franco Vive" y banderas preconstitucionales desplegadas muestran el descontento con la medida de un minoritario sector de la ciudadanía española que abiertamente defiende la figura del último dictador de Europa.

Franco.mp4

Los restos de Franco descansaban en un monumento público, junto a los de José Antonio Primo de Rivera, fundador de la fascista Falange Española, y los de algunas de sus víctimas, lo que era considerado contrario a los principios democráticos.

El traslado de los restos de Franco es una decisión del presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, que cuenta con el aval del Tribunal Supremo del país y se ampara en la ley de Memoria Histórica, que aprobó en 2007 el también socialista José Luis Rodriguez Zapatero.

Sánchez prometió exhumar a Franco cuando llegó al poder en junio de 2018, pero la medida recién se concreta ahora a raíz de la batalla judicial que el Gobierno tuvo que librar con los nietos del dictador, quienes se resistieron con el apoyo y complicidad de las autoridades de la Iglesia católica que gestionan la basílica donde se encuentra la tumba de Franco.

Finalmente, una veintena de nietos y bisnietos del dictador trasladaron en sus hombros el féretro en el trayecto desde la Basílica del Valle de los Caídos hasta el coche fúnebre que trasladó el ataúd al helicóptero que lo llevará al cementerio de El Pardo- Mingorrubio, su nuevo lugar de sepultura.

Pese a las advertencias del Gobierno en cumplimento de la Ley de Memoria Histórica sobre no enaltecer la figura del dictador, los familiares de Franco lo vitorearon frente a la ministra de justicia española, Dolores Delgado, que actuó como notaria del Reino de España durante el acto.

Los restos el dictador fueron trasladados en helicóptero bajo estrictas medidas de seguridad hasta el cementerio de El Pardo-Mingorrubio, donde su familia participará de una misa antes de la reinhumarlo en un panteón de titularidad pública en el que ya se encuentra su esposa, Carmen Polo.

Allí también se congregaron unos 200 simpatizantes de la extrema derecha, a pesar de que el gobierno español prohibió concentraciones en el lugar.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario