Negocios

España lleva a juicio a Deliveroo y le apunta al corazón de las apps de repartidores

La Seguridad Social española sostiene que aunque la compañía los inscriba como trabajadores por cuenta propia, son en realidad asalariados de la empresa.

La sociedad británica de entregas a domicilio Deliveroo se enfrenta en Madrid a un gran juicio impulsado por la Seguridad Social española que le reclama 1,2 millones de euros por emplear como "falsos autónomos" a más de 500 repartidores.

Según un informe realizado por inspección laboral, estos repartidores, inscritos como trabajadores por cuenta propia, en realidad son asalariados de la empresa que debería asumir su cotización a la Seguridad Social, explicó Esther Costa, abogada de siete de ellos.

En total, la Seguridad Social estima en 1,2 millones de euros las cotizaciones no pagadas de Deliveroo relativas a estos repartidores durante el periodo comprendido entre octubre de 2015 y junio de 2017, explica la abogada.

Este 2019 está marcado por otros procesos similares en España, todos ellos iniciados por la Seguridad Social. El primero tuvo lugar en Valencia en febrero, pero todavía no se ha publicado el fallo, y hay otros dos juicios previstos en Barcelona y Zaragoza.

Hasta ahora, las diferentes decisiones de la justicia española sobre el estatuto laboral de los repartidores de empresas como Deliveroo o Glovo, basadas en aplicaciones móviles, eran presentadas por empleados a título individual.

El juicio de Madrid "afectará directamente al modelo de relaciones laborales impuesto por las plataformas de la economía colaborativa en su conjunto", estimó en un comunicado el bufete de abogados Colectivo Ronda.

"Aquellos que hacen campaña para eliminar la flexibilidad no representan la opinión mayoritaria de los riders", dijo Deliveroo que reclama "una reforma legal que permita a las empresas ofrecer a los riders autónomos más seguridad, sin poner en peligro la flexibilidad".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario