Dolorosa adaptación del cine a la crisis

Espectáculos

Numerosas instituciones, como la Cinemateca de Milán y sitios como Openculture, facilitan el acceso para el público que busca cine de autor.

La industria del cine mundial trata de adaptarse a la situación inédita que suscitó la pandemia del coronavirus, con rodajes anulados, salas de cine cerradas y festivales de cine cancelados. La principal medida tomada por estudios y distribuidoras fue el aplazamiento de los estrenos de superproducciones, como la última película de James Bond, “Sin tiempo para morir”, pospuesto a noviembre. Disney también postergó el lanzamiento de la versión liva action de “Mulan”, Universal reprogramó para 2021 el noveno episodio de “Fast and Furious” y “Wonder Woman 1984” saldrá --en principio-- en agosto en vez de junio. “Habrá que reorganizar el conjunto del calendario de estrenos, puesto que no solo pararon las salas de cine: también los rodajes, la posproducción, el doblaje”, dice Richard Patry, director de la Federación de Gerentes de Cine en Francia, quien descarta una saturación de estrenos en el tercer trimestre puesto que las películas que estaban previstas para entonces, seguramente no estarán listas.

Paramount dio la sorpresa al anunciar que “The lovebirds”, una de las comedias románticas más esperadas del año, saltará a Netflix sin pasar por las salas de cine, en plena tormenta por el auge de las plataformas de ‘streaming’. Hasta ahora, varios estudios habían optado por el video bajo demanda (VoD), proponiendo films cuya vida en los cines fue interrumpida por el coronavirus. Fue el caso de Universal, que permite alquilar durante 48 horas “Invisible Man”, con Elisabeth Moss, junto a “Emma” y “The Hunt”.

Además de los gigantes habituales como Netflix, Amazon y Apple TV, a los que se unió recientemente en varios países Disney+, empiezan a surgir otras plataformas más centradas en el cine de autor. Mubi, basada en Londres y apreciada tanto por Martin Scorsese como por los estudiantes de cine, propone una oferta de lanzamiento de tres meses por el simbólico monto de una libra esterlina. Cada mes, propone una selección ecléctica de 30 films, como “India Song”, de Marguerite Duras. UniversCiné, uno de los pioneros del VoD en Francia, propone desde el lunes una selección de 200 films a 0,99 euros la unidad. En el catálogo están desde “Melancholia”, de Lars von Trier hasta “Holy Motors”, de Leos Carax y “La Haine”, de Mathieu Kassovitz. En Italia, la Cinemateca de Milán puso a disposición de los internautas su catálogo mediante una simple inscripción en línea gratuita y el sitio MyMovies por unos 50 films en acceso libre. Openculture compiló más de un millar de films accesibles gratuitamente en internet, que ya forman parte del dominio público.

El lado más dramático de la parálisis de la industria del espectáculo por la pandemia tiene que ver, al igual que en otros tantos rubros comerciales, con lo laboral. Hasta 120.000 empleos podrían perderse en la inmensa industria del entretenimiento estadounidense producto de las medidas sanitarias. Según un informe de Variety, la cifra corresponde a aproximadamente el 80 por ciento de los trabajadores de la Alianza Internacional de Empleados de Escenarios Teatrales (Iatse), el sindicato mayoritario de técnicos, operarios y artesanos en la industria del entretenimiento.

En un comunicado emitido por el organismo, que incluye a trabajadores que operan en teatro en vivo, producción de películas y TV, “el confinamiento por la pandemia desencadena la pérdida de 120.000 empleos”. “Es fundamental que nuestra industria se incluya en el paquete de ayudas federales pendientes. Debido a la crisis sanitaria que afrontamos ahora es muy poco probable que las producciones se reanuden a corto plazo.” Entre los datos que aporta Variety para comprender el impacto que está teniendo la pandemia en la industria, citó que el conglomerado ViacomCBS -que en la Argentina es la propietaria de Telefe- sufrió el desplome de acciones más importante de la última década. Miles de trabajadores de los parques temáticos de Disney y NBCUniversal están en este momento sin tareas, así como los empleados de cientos de salas de cine en las principales ciudades de Estados Unidos y el resto del mundo. Aunque muchas empresas del sector del entretenimiento instauraron por estos días la modalidad de teletrabajo y los equipos de guionistas de algunas producciones televisivas avanzan de forma virtual, el personal de apoyo presencial de series y películas se ha quedado ociosa a la espera de que se reanuden los rodajes.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario