Venecia abrió a barbijo duro

Espectáculos

Venecia - Con “Lazos”, de Daniele Luccheti, la historia de una familia disfuncional, la 77ª edición de la Mostra de Venecia arrancó ayer en medio de estrictas medidas sanitarias y una ceremonia inaugural tamizada por la pandemia. Ante un Palacio del Cine blindado, con invitados con barbijo y obligados a mantener la distancia, la actriz italiana Anna Foglietta, desfiló en solitario por la alfombra roja. “Tenemos el deber y el poder de construir el mundo que viene”, dijo la actriz, que luego declaró abierto el certamen.

Las tristes notas del film “Érase una vez América” de Ennio Morricone, fallecido este año, marcaron la velada, durante la cual se rindió homenaje a las víctimas del coronavirus y se instó al mundo del cine a renacer tras el año negro para el sector.

Los organizadores montaron un muro de dos metros de altura, frente al Palacio del Cine, que aloja en escalones numerados y a debida distancia, fotógrafos y camarógrafos, todos estrictamente vestidos de negro, inclusive el barbijo. Cate Blanchet, presidenta del jurado, es una de las pocas estrellas que llegaron a la Laguna.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario