Colón, Cervantes y otras salas oficiales suspenden temporada

Espectáculos

Por el coronavirus, en la órbita privada también hay cancelaciones (ayer se confirmó postergación de "Lollapalooza"). El cine continuará, pero difirieron estrenos taquilleros por temor a la falta de público.

El Teatro Colón suspendió por los próximos 30 días su temporada oficial que debía comenzar el próximo martes 17 con la ópera “Nabucco”, de Giuseppe Verdi, que venía ensayándose desde hace unas semanas con los maestros italianos Renato Palumbo, en la dirección orquestal, y Stefano Poda en la dirección escénica, escenografía, vestuario, iluminación y coreografía. En sintonía con la suspensión de espectáculos culturales y deportivos masivos anunciada ayer por la mañana por el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, el Colón, cuya capacidad completa alcanza a las casi 3.000 localidades, cerró preventivamente sus puertas ante el brote de coronavirus. La medida alcanza también a la suspensión al ciclo sinfónico, con la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, y las visitas guiadas.

Los teatros oficiales, privados e independientes se sumaron desde ayer, cada uno a su manera, al decreto del Gobierno de la Ciudad que establece que debe suspenderse “todo acto, reunión o acontecimiento cuyo objeto sea artístico, musical o festivo mayor a doscientos asistentes por el período de treinta días corridos pudiendo ser prorrogadas o ampliadas conforme se desenvuelva la situación sanitaria”.

El Teatro Nacional Cervantes y el CCK, de la órbita nacional, y en la órbita municipal los teatros del Complejo Teatral de Buenos Aires (San Martín, Regio, De la Ribera y Sarmiento) cerrarán durante un mes pese a contar con salas de menos de doscientos espectadores, mientras los privados e independientes continuarán sus actividades extremando cuidados vinculados con la higiene e inclusive aplicando protocolos a la hora de vender entradas o admitir público. Sebastián Blutrach, director artístico del Cervantes, dijo a este diario que “pese a contar con salas de menor capacidad cerramos por orden del ministro Tristán Bauer y estaremos a la espera de las decisiones de cultura que trabaja juntamente con Salud”. Lo mismo ocurrirá con los museos de la Ciudad, la Usina del Arte, el Centro Cultural Recoleta, el Centro Cultural San Martín, los centros culturales, la Feria de Mataderos, las bibliotecas y la Torre de los Ingleses.

En lo que respecta a los teatros privados, AADET, la asociación de empresarios teatrales, dijo en un comunicado que respetarán el máximo de 200 espectadores, sumado a una mayor frecuencia en la limpieza y desinfección, poniendo a disposición del público alcohol en gel e instando a los asistentes a acompañar las medidas preventivas. Carlos Rottemberg dijo a este diario: “No soy de la idea de que el show debe continuar bajo cualquier circunstancia; en este contexto debemos priorizar la salud, y por ende, implementamos el protocolo de Ezeiza en nuestras boleterías. Cuando se acerca alguien a comprar entradas, preguntamos si vino de alguno de los países más afectados por el virus como China, Corea del Sur, Japón, Irán, Italia, Francia, España, Alemania o EE.UU. De ser así, no les vendemos entrada. Lo mismo comenzará a implementarse online y al llegar los espectadores a la sala con su entrada se les pregunta lo mismo, apelando a la conciencia ciudadana. Esto es día a día y seguimos al pie de la letra la norma en cada jurisdicción”. En cuanto a las salas del teatro independiente, casi todas con capacidad inferior a 200 espectadores, seguirán abiertas, por ahora, optimizando los cuidados mencionados.

El show de Soda Stereo “Gracias Totales”, que iba a realizarse el 21 y 22 de marzo en el Campo de Polo, quedó postergado, al igual que Winerock Buenos Aires, que estaba previsto para el 11 de abril en el Hipódromo de Palermo y Las Pelotas el 25 de abril en el mismo lugar. Evaluarán las nuevas fechas. Ayer, tan tardíamente como a las 15, salió el comunicado oficial del Lollapalooza Argentina informando que el festival estaba suspendido (por la mañana lo habían anunciado autoridades del Gobierno provincial). “Estamos trabajando en la reprogramación de la edición 2020 del festival para la segunda mitad de este año. Ante este hecho sin precedentes, nuestra máxima prioridad es preservar la salud y seguridad del público, artistas y equipos de trabajo, y acatar las medidas preventivas de las autoridades públicas y sanitarias. En breve compartiremos más información sobre la reprogramación de las fechas a través de nuestra página web y redes sociales.

Desde Bebop Club de Jazz difundieron las medidas preventivas que han tomado, entre ellas, reducir la capacidad de la sala a la mitad, dejando importante espacio entre los asistentes; instalación de estaciones de higiene con alcohol en gel en baños, entrada al local y recepción; capacitación y evaluación del personal. En el decreto de CABA se establece además la suspensión de actividades que se desarrollen en todos los establecimientos inscriptos y autorizados bajo el rubro “local de baile clase C”, la suspensión del Bus Turístico Oficial de la Ciudad de Buenos Aires, los congresos y conferencias de carácter internacional.

El cine, por ahora, sigue adelante; sin embargo, ayer se reprogramaron estrenos con la precauación de que mengüe la asistencia del público. Así, el estreno de la película de Adrián Suar “Corazón loco” fue diferido para agosto, en tanto que “Rápidos y furiosos 9”, que iba a ser estrenada en mayo, se pasó directamente a 2021. Ayer continuaba debatiéndose la realización o suspensión de dos importantes acontecimientos porteños: el Bafici y la Feria del Libro.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario