El Bieber que no escuchamos

Espectáculos

Aunque se lo discrimina por su condición de ídolo adolescente, Justin Bieber triunfó no sólo gracias a su talento natural, sino también a que es buen músico, algo que en sus películas quedaba claro cuando podía saltar de la guitarra a la batería. Claro, a medida que se metió en la industria discográfica y comenzó a grabar más discos, su personalidad musical se vio encorsetada por lo que el mercado espera de él, y llegamos a discos más impersonales como el anterior “Purpose” o este nuevo “Changes”, en el que el joven Justin ya no es nada un niño cantor, y su voz no es tan adolescente a través de un vocoder. Hay invitados como Quavo, Travis Scott y hasta Post Malone -que curiosamente trabajó en este álbum en forma casi simultánea mientras grababa con Ozzy Osbourne- y muchas baladas románticas que en algún caso compuso el mismo Bieber, que parece tener una debilidad por la melancolía.

D.C.

=“Changes”, Justin Bieber. Virgin EMI, 0872994.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario