Insólito: el virus enfrenta a los festivales de Cannes y Venecia

Espectáculos

La primera aún no quiere cancelar mientras algunos de sus directores elegidos son tentados por la Mostra italiana.

La organización del Festival de Cannes reiteró ayer en su cuenta oficial de Twitter que “no hay novedad pese a algunos títulos sensacionalistas” -una alusión a la revista Le Point, que habló de su suspensión- pero sus palabras suenan confirmación de lo que todos presumen y nadie oficializa: la no realización del encuentro de cine por la pandemia de coronavirus.

Sin embargo en su sitio, además del anuncio de la conferencia de prensa sobre la selección del Festival, el 16 de abril, hay una cuenta regresiva que calcula los días hasta la apertura. Pero dando por sentado que, tarde o temprano, el director, Thierry Fremaux, y el presidente, Pierre Lescure, se rendirán ante la evidencia, corren numerosos rumores en medio de una situación inédita y de futuro incierto.

Todos los sectores están en alerta por la difusión del virus, y el cine sobre todo: cerradas las salas, frenados los estudios y sus rodajes, estrenos pendientes sin fecha. El Festival de Cannes, que mueve negocios suculentos como el Marché du Film, con la industria de las estrellas y el “cineturismo” a pleno en la región, está en medio de una catástrofe ya que las fechas del 12-13 de mayo parecen incluidas en todas las previsiones, incluso las más leves, dentro de la cuarentena. Hay versiones de una postergación que provocaría un efecto dominó sobre los otros festivales, sobre todo Venecia, cuyas fechas este año -del 2 al 12 de septiembre- parecen ponerla a salvo, más allá de que su eventual realización este año tendría un efecto social altamente negativo en un país en duelo, castigado como pocos por la pandemia.

“Nosotros trabajamos en la selección como un año normal, aunque somos conscientes de lo que ocurre. De aquí a septiembre imaginamos no solo para nosotros como festival, sino para el cine y el mundo, que el virus haya retrocedido”, dijo Alberto Barberá, el director del festival veneciano.

La selección podría ser muy rica, tal vez con títulos listos para Cannes y obligados a renunciar. Al parecer muchos productores, aunque Fremaux los tenga aún bajo su férula, ya están pensando en irse a Venecia, que tendría mayores chances por el calendario. ¨¿Podría Cannes buscar otras fechas estivales? Teóricamente sí, pidiéndolo a la organización de los festivales, la FIAF, pero una aprobación de la modificación parece improbable precisamente porque repercutiría negativamente sobre Venecia, Toronto y otros. Es muy probable entonces que Cannes 2020 se cancele este año y pase directamente a 2021. El Mercado del Film, entre el 12 y el 21 de mayo, se desarrolla también sobre las plataformas profesionales, y los contratos vía e-mail son una realidad. Y si esto no ocurre ya hay un plan B al que se refirió ayer el sitio Deadline, que reveló que la agencia CAA de Hollywood encabeza la iniciativa de un mercado paralelo online al que adherirían importantes compañías como FilmNation, Lionsgate, Miramax y Wild Bunch. “Todo el sector -agrega Barbera- tendrá una postergación. Las películas de Venecia podrían comprender las que estén listas para Cannes, mientras los títulos que esperábamos para la selección podrían no llegar precisamente porque los rodajes se detuvieron”. Evidentemente un discurso vinculado también con la reapertura de las salas, porque el punto final de los festivales y de la promoción que activan es precisamente que el público vea las películas: sin estrellas no hay festival, sin salas no hay películas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario