Iron Maiden, un clásico inoxidable

Espectáculos

Desde su aparición en 1980 hasta la actualidad, para cualquier amante del rock pesado pocas cosas hay más importantes que un concierto de Iron Maiden, no sólo por el frenesí metalero de la música sino, especialmente, por sus efectos especiales que casi siempre suelen incluir muñecos gigantes de los personajes de sus portadas pesadillescas. Esta cualidad de la banda liderada por Teve Harris provocó durante algunos años que hubiera una teoría que aseguraba que, gracias a los éxitos de sus shows, los nuevos álbumes no demostraban otra cosa que una especie de piloto automático, Más allá de que esta idea errónea fuera repitiéndose a través de las décadas, al final quedo claro que sus nuevos trabajos, sobre todo los de la década pasada, eran tan potentes como “Number of the Beast” o “Piece of Mind”. Y esto por suerte se repite en este flamante “Senjutsu”, con momentos brillantes, y climas demodelores, sobre todo cuando en el mundo rock local se está dando por sentado algún próximo show de Iron Maiden en la Argentina.

Diego Curubeto

=“Senjutsu”, Iron Maiden. BMG/Parlophone/Sanctuary. 71674.

Temas

Dejá tu comentario