Un pedido angustioso

Espectáculos

La nueva “Wonder Woman” de Patty Jenkins ha sido pospuesta tres veces durante la pandemia. Ahora la directora está haciendo sonar la alarma de que el hecho mismo de ir al cine está bajo amenaza. Jenkins es una de las decenas de cineastas que piden ayuda financiera al gobierno de EE.UU. Sin ella, advirtió, la tradición de un siglo de antigüedad de ir al cine podría desaparecer. “Si cerramos esto, no habrá marcha atrás”, dijo Jenkins en una entrevista. “Podríamos dejar de ir al cine para siempre”. Aunque la asistencia al cine se ha recuperado en algunos países luego de las medidas de confinamiento, el mercado estadounidense está en apuros. El grupo Cineworld, que reabrió en agosto, volvió a cerrar.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario