Edición Impresa

Estiman que en 2020 habrá que "ir a los mercados"

Al Gobierno “este año le sobrarán u$s9.000 millones que deberán financiar necesidades en pesos a partir de abril”, gracias a que comenzó el año con una caja abultada. Así lo indicó un estudio de Consultatio, el cual señaló que “en 2020 habrá que ir a los mercados”, pero que “la magnitud dependerá de la renovación de deuda en 2019, de la situación fiscal y del FMI”. En ese sentido, desde la consulta recomendaron aumentar las posiciones en títulos de mayor plazo, pero alertaron que “aún no vemos condiciones para una baja sostenida de la prima de riesgo”. “No recomendamos ir más allá de un Bonar 2024”, agregaron, dado que primero es necesario obtener mayores precisiones con respecto a las condiciones a las cuales estará expuesta la Argentina.

El comienzo del año trajo un nuevo panorama para la performance de la deuda argentina, ya que el año pasado el tipo de cambio subió más del 100% y los bonos en dólares tuvieron un retorno negativo del 20% en promedio, mientras que el Merval en pesos se mantuvo prácticamente estable, contra una inflación que rondaría el 46% este año. Pero en lo que va del año, el tipo de cambio se apreció 1,9%, al tiempo que los rendimientos de los bonos en moneda extranjera se comprimieron 150 puntos básicos y el Merval subió casi 13% en pesos. Además, en el plano internacional, la tasa de los bonos del Tesoro estadounidense a diez años se comprimió unos 60 puntos básicos, sumado a un mayor optimismo en las negociaciones comerciales entre EE.UU. y China y a los comentarios del presidente de la Fed, Jerome Powell, que apuntan a que el organismo será más paciente con la suba de las tasas.

En este marco, Consultatio sostuvo que “en lo que respecta a los activos en pesos, los flujos de oferta y demanda de dólares en la primera mitad del año (sobre todo en el segundo trimestre) favorecen al peso”. Asimismo, “el BCRA mostró mucha cautela esta semana cuando el tipo de cambio perforó hacia abajo la banda inferior y anunció dos compras de dólares por u$s20 millones y u$s40 millones (por debajo del máximo permitido de u$s50 millones), reforzando la idea de que el tipo de cambio podría permanecer cerca de la banda inferior por un tiempo”. “El diferencial de tasas a favor del peso sigue siendo favorable y, por ello, promovemos el “carry trade” a estos niveles”, agregó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario