Economía

Estiman una inflación arriba del 3% para el primer trimestre 2020

El nuevo gobierno deberá seguir aumentando tarifas para corregir precios relativos. No descartan aumento en subsidios para los próximos meses.

El proceso de reacomodamiento de precios relativos no dará respiro al inicio del próximo gobierno y la inflación seguirá elevada (es decir, por encima del 3% mensual) por lo menos, durante el primer trimestre del año que viene”. Así lo anticipó la consultora Ecolatina, al señalar que lo más probable es que el próximo mandato deba seguir ajustando los precios de las tarifas. Por otro lado, consideró que “el gasto en subsidios crecería en los próximos meses”.

La consultora sostuvo que “a lo largo de la historia, nuestro país se caracterizó por tener una economía volátil e incierta, marcada por una elevada inflación”. “Este movimiento de precios no fue solo en el nivel general, sino que también implicó cambios hacia el interior del esquema que le imprimieron una inestabilidad constante al set de precios relativos local, generando vaivenes tan bruscos como frecuentes”, agregó. Considerando los últimos años, sostuvo que entre 2007 y 2015, los precios de los bienes “aventajaron a los de los servicios privados (540% y 470%, respectivamente) y, en ambos casos, ganaron terreno frente a los servicios públicos, que acumularon un alza de ‘sólo’ 280% en el período”.

Debido al elevado gasto en subsidios al que conducía esta configuración de precios, el gobierno se propuso encarar a partir del 2016 un reacomodamiento de precios relativos, con el fin de alcanzar un sistema más sostenible. Ecolatina destacó que, entre 2016 y 2017, las tarifas de Servicios Públicos treparon casi 200%, más que duplicando a la inflación, que acumuló alrededor de 80% en el período. “De esta forma, se recompuso, parcialmente, su precio relativo. Sin embargo, el tipo de cambio avanzó menos de 60%, de modo que continuó atrasándose”, explicó.

“Esta dinámica, en conjunto con la apertura comercial y una demanda interna en crecimiento, llevaron al rojo de cuenta corriente a casi 5% del PBI en 2017. En consecuencia, nuestro país necesitaba conseguir financiamiento en dólares por estos montos, algo que ex post no se logró”, sostuvo la consultora. Como resultado, el dólar fue el gran ganador de la carrera nominal de 2018 y 2019 (+220% a lo largo del año pasado y hasta septiembre de 2019), lo que achicó, vía encarecimiento de bienes y servicios importados y un ajuste significativo del nivel de actividad, el déficit de cuenta corriente de nuestro país, llevándolo un terreno más sostenible (menos de 2% del PBI).

Por su parte, las tarifas de Servicios Públicos subieron alrededor de 115% en el período quedando rezagadas frente al tipo de cambio. Sin embargo, “no sucedió lo mismo con la inflación general, que acumuló 100% en este lapso (los perdedores de estos últimos dos años fueron los salarios, y sus menores presiones permitieron contener los aumentos generales de precios), de modo que ambos componentes se revalorizaron en términos relativos”, resaltó la consultora. Pero manifestó que, “aunque la suba de tarifas superó a la inflación general en el acumulado que va desde enero de 2018 a septiembre de 2019, no pasa lo mismo al separar entre años: mientras que en 2018 el salto fue de 60%, frente a una inflación que rondó el 50%, permitiendo así relajar el gasto en subsidios, en 2019 las mismas quedaron rezagadas frente a sus costos dolarizados, y esta diferencia seguirá incrementándose en los próximos meses ya que las tarifas permanecerán congeladas”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario