Información General

Estudian que colectivos circulen por la villa 31

El plan de movilidad incluye también un ecobus para reemplazar un transporte ilegal que hoy funciona allí.

Tal como sucede en la Ciudad de Buenos Aires, la Villa 31 también experimenta cambios en cuanto a sus métodos de movilidad. Bicisendas y un ecobus, son planes que se concretarán. Pero además, en tratativas con la CNRT, se estudia que algunos ramales de colectivos ingresen al asentamiento.

Dado que es uno de los barrios donde más usos de bicicletas hay, el 15 de agosto, el gobierno porteño inaugurará las bicisendas. Sin embargo, será este jueves el arribo de la primera estación de bicis públicas. “Estamos desarrollando la extensión de la red ecobici, con estaciones ahí mismo. Hay una red planificada, que va por la calle central, Perete, que entra dentro del predio YPF, este es el sector donde se están construyendo la nuevas viviendas”. explicó Ignacio Perotti, arquitecto encargado del proyecto, Una de las estaciones, estará frente al Ministerio de Educación que se inaugurará en Septiembre, mientras que el mayor tramo estará en el parque lineal. Además, hay una tercera proyectada a la altura de la feria gastronómica que abre el barrio. Por ahora, habrá unos 700 metros lineales de bicisendas, pero también hay ciclovías que irán por dentro de las calles.

Por otro lado, actualmente hay un transporte informal que circula por la calle 15, que recorre desde la estación San Martin hasta el puente peatonal de Cristo Obrero. Para quitarle este carácter de “transporte ilegal”, se proyecta poner un Ecobus, el cual se pagaría con la red Sube. “Son 5 km en una dirección con estaciones y paradas. El trayecto sería de Retiro, a avenida Libertador, sube por el parque lineal, da la vuelta hacia el sector de viviendas de Cristo Obrero, pasa por el edificio Movimiento y atraviesa las nuevas viviendas en el sector YPF”, comentó Perotti. Serían 5 unidades, con una frecuencia atada a la demanda. Obviamente, el servicio deberá entrar próximamente en licitación. La idea de este micro interno, es que los habitantes de la villa que viven más alejados de los ingresos, es decir los que están en el sector norte, puedan contar con un sistema que los acerque a Retiro.

El último punto del plan de movilidad, genera algunos ruidos, por lo que todavía está en tratativas. En articulación con la CNRT, se está analizando la posibilidad del cambio de recorrido de algunas lineas de colectivos que hoy pasan por el borde del barrio. La intención, es que algunos ramales ingresen al asentamiento. Sin embargo, esto todavía es un plan que se está estudiando.

De acuerdo a una encuesta, realizada por el gobierno porteño a más de 3.000 habitantes de la 31, se estableció que la mayoría de ellos, viaja desde el barrio hasta Retiro y desde ese punto conectan con otra red de transporte para dirigirse al trabajo, colegios, etc. Este diagnóstico, fue el impulsor que determinó que allí era necesario llevar a cabo algún plan que mejore el transporte, tal como sucede en el resto de la Ciudad de Buenos Aires.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario