Mundo

Evo denunció un intento de golpe de Estado y convocó al diálogo

Para el presidente boliviano, hay un golpe de Estado "en marcha". La oposición rechazó el llamado al diálogo. Respaldo de Alberto Fernández.

El presidente boliviano, Evo Morales, denunció que se planea un golpe de Estado "a un gobierno democráticamente electo", luego de que ganara fuerza un motín que realizan policías en distintos estados del país.

"Quiero denunciar al pueblo boliviano y al pueblo entero un golpe de Estado. Un golpe de Estado a un gobierno democráticamente electo", sostuvo el mandatario en conferencia de prensa, en la que hizo un llamado a los efectivos "a cumplir con las normas y sus responsabilidades constitucionales" y convocó a los partidos que consiguieron representación parlamentaria a "una mesa de diálogo para pacificar Bolivia".

Evo Morales conferencia

Se trata de la mayor crisis política del primer gobernante de origen indígena en Bolivia, en el poder desde 2006.

Llamado al diálogo y rechazo de la oposición

Tras la denuncia, Morales convocó a un diálogo a los partidos políticos opositores del que excluyó a los poderosos comités cívicos regionales que lo tienen en jaque, invitación que fur rápidamente rechazada por la oposición.

"Convoco al diálogo a los partidos que han obtenido asambleístas en las últimas elecciones nacionales, son cuatro partidos", dijo Morales en un mensaje desde la base aérea de El Alto, en el que pidió también a los policías que pongan fin a sus motines y retomen las labores de preservar la seguridad.

Morales convocó "con una agenda abierta para pacificar Bolivia", de manera "urgente" e "inmediata". E invitó a acompañar el diálogo a la ONU y la OEA, así como a las iglesias.

Apenas minutos después de la convocatoria, el expresidente (2003-2005) y principal candidato opositor Carlos Mesa, rechazó la iniciativa: "No tengo nada que negociar con Evo Morales y su gobierno", señaló el líder de Comunidad Ciudadana.

Aunque Morales accedió a realizar una auditoría, que actualmente lleva a cabo la Organización de los Estados Americanos (OEA), los opositores lo consideraron un acto "unilateral", y las tensiones se han incrementado.

El dirigente Rubén Costas, del partido Bolivia Dijo No, también declinó la invitación: "No acudiré al diálogo", dijo.

La invitación al diálogo también fue rechazada por el senador Oscar Ortiz, de Bolivia Dice No (BDN).

"No vamos a participar en ese diálogo; este no es un problema solo de partidos, no es solo un conflicto entre políticos; hay una ciudadanía movilizada que clama por nuevas elecciones y eso no se puede obviar", sostuvo Ortiz, según el diario paceño Página Siete.

Respaldo de Alberto Fernández a Morales

El presidente electo Alberto Fernández expresó su respaldo a Evo Morales, "ante el intento de interrumpir el orden constitucional" en ese país y advirtió que la región y la comunidad internacional deben "actuar ante cualquier hecho que implique un quiebre institucional".

"Mi total respaldo al presidente Evo Morales ante este intento de interrumpir el orden constitucional en Bolivia", expresó Fernández en su cuenta de Twitter.

"Los países de la región y la comunidad internacional toda debemos seguir de cerca la situación y actuar ante cualquier hecho que implique un quiebre institucional", agregó el mandatario electo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario