Edición Impresa

Expectativa de empleo: sólo 1 de cada 10 empresas prevé contratar personal

Según una encuesta, el panorama de contrataciones para el segundo trimestre del año es “conservador”. Otros especialistas consultados por Ámbito Biz muestran diagnósticos disímiles. El Gobierno ratificó su política económica y de empleo pese a los reclamos de los sectores sindicales.

Desde que asumió el Gobierno Mauricio Macri, uno de los principales objetivos que se planteó la nueva administración de Cambiemos fue la creación de empleos "de calidad", apuntando a incrementar la demanda del sector privado. Luego de un 2016 marcado por un "reacomodamiento" de la política económica y la caída de la actividad, se esperaba ansiosamente 2017 con expectativas de recuperación. Sin embargo, cumplidos 15 meses del cambio presidencial las empresas mantienen bajas sus previsiones de contratación.

Así lo refleja el más reciente estudio de la consultora Manpower, que revela que apenas 1 de cada 10 compañías tiene en sus planes aumentar su plantilla. Concretamente esa cifra es de 13%, mientras que el 74% no prevé cambios y el 7% anticipa que incluso disminuirá su número de colaboradores. Es decir, la Expectativa Neta de Empleo (ENE) es de +6% para el próximo trimestre, y una vez ajustada por estacionalidad es de +4%.

PANORAMA CONSERVADOR

El estudio, realizado en base a una encuesta a 800 empleadores, señala que para el segundo trimestre de 2017 la tendencia está en el mismo nivel que el mismo período de un año atrás, que representa además una disminución de dos puntos con respecto a los primeros tres meses del año. El panorama es, al menos, de un estado "conservador" en las empresas.

"Con un 74% de los encuestados indicando que no realizará cambios en sus nóminas, nuestro estudio refleja que los planes de contratación para los próximos tres meses son muy cautelosos. Esto en parte se debe a que aún no se detectan signos claros de hacia dónde se focalizará la economía, por lo que los empleadores están a la expectativa de ver qué sucede antes de tomar decisiones más definitivas sobre sus planteles", explicó Alfredo Fagalde, director general de Manpower Group Argentina.

Otros especialistas consultados por Ámbito Biz tienen miradas disímiles de lo que ocurrirá en el mercado laboral. Manuel Rossi, CEO del Grupo Hidalgo & Asociados, afirmó que "el inicio del año se presentó algo lento en términos de contrataciones" pero que a partir de febrero se incrementaron de a poco los pedidos.

Para Ricardo Wachowicz, presidente de Bayton Grupo Empresario, las perspectivas de contratación "se mantienen relativamente estables" y aseguró que "comienza a observarse un leve reacomodamiento de la demanda laboral en algunos sectores, con una expectativa favorable, que dependerá mucho de la estabilidad económica, las medidas aplicadas para controlar el proceso inflacionario y desarrollar el consumo interno, además de la llegada de inversiones". "Es un año de cautela, donde las contrataciones se piensan en profundidad", añadió. Asimismo, dijo que se observa que "algunos clientes han iniciado 'mapeos' para identificar talentos y estar preparados para el momento en que se activen los planes de inversión, pero que aún no se transforman en incorporaciones ciertas".

En cambio, Juan Manuel Cueto, gerente general de Wall Chase, opinó que "hay buenas expectativas en el mercado laboral y los pronósticos indican que las empresas tienen la posibilidad de recuperar mercado". "Pasó un año con grandes desafíos para el sector público y privado. Se han sentido los ajustes y se han tomado las acciones necesarias que nos permitieron llegar al anunciado 2017. Lo cierto es que se adelantó y diciembre para las empresas fue un mes de respiro, la actividad económica aumentó y sentó las bases para un buen comienzo", agregó.

TENSIÓN INTERNA

El desempleo es una de las mayores preocupaciones de los sectores sindicales y uno de los motores de la protesta e inminente huelga general que prepara la CGT. En el acto de la semana pasada, los jefes de la central obrera, Carlos Acuña, Héctor Daer, y Juan Carlos Schmid, le exigieron al Gobierno un "cambio de rumbo" en la política económica bajo la amenaza de parar el país si no lo hacen. Sin embargo, la respuesta inmediata desde la Casa Rosada fue ratificar su dirección e insistir con que el empleo se está recuperando. El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, afirmó que las dificultades "no son del conjunto" de los sectores productivos, sino de "sectores específicos".

Tomando en cuenta datos oficiales, la última cifra que arrojó el INDEC es que la desocupación se ubicó en el tercer trimestre de 2016 en 8,5%, mientras que la subocupación fue de 10,2%. Esto representa 1.069.000 de personas que no tienen trabajo y otro 1.274.000 que están subocupadas, por lo que más de 2,3 millones tiene problemas de empleo. Este jueves el INDEC dará a conocer el índice de desocupación del cuarto trimestre del año pasado. Un anticipo de lo que arrojaría se desprende de los más recientes datos del Ministerio de Trabajo aportados a fines de febrero. Allí el Gobierno informó que en diciembre del año pasado la cantidad total de trabajadores fue de 12.099.885, una suba del 0,7% respecto del mismo período de 2015, lo que se traduce en 80.929 más en términos absolutos que al comienzo de la gestión de Mauricio Macri. Pero reconoce que en 2016 se perdieron más de 43.000 empleos en el sector privado.

EN DETALLE

Analizando los números del estudio de Manpower se observa que la expectativa de contratación aumenta en sintonía con el tamaño de la organización. Pero alcanza un pico máximo de sólo 20% en aquellas que tienen más de 250 empleados. Paradójicamente, son también las que tienen el porcentaje más alto en lo que respecta a la disminución de personal, con un 10%.

En la comparación por sectores, los encuestados de las nueve ramas esperan un incremento de los niveles de contratación durante el período abril-junio, imponiéndose en primer lugar Finanzas, Seguros y Bienes Raíces, mientras que se muestran levemente optimistas los empleadores en Administración Pública y Educación, Agricultura y Pesca, Construcción, y Comercio. Las intenciones más moderadas se encuentran en el sector Manufacturero, Minería, Servicios, y Transporte y Logística.

A nivel regional, los empleadores planean aumentar sus planteles en cuatro de las seis zonas. Las expectativas más fuertes se detectan en la zona Pampeana, seguida de cerca por NEA (noreste), AMBA (Ciudad de Buenos Aires) y NOA (noroeste). En el otro extremo, la región de Cuyo reporta un declive en sus intenciones de contratación, mientras que Patagonia no muestra variaciones.

Con respecto al primer trimestre de este año, las expectativas decrecen en la mayoría de las regiones. La caída más notable es para Cuyo, mientras que las demás muestran variaciones mucho menores. Cuando se comparan los resultados con el segundo trimestre de 2016, las intenciones de contratación mejoran en la mitad de las regiones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario