Edición Impresa

Explican (no alcanza) por qué autorizan a Nextel a dar 4G sin pagar

• PARA AGUAD FUE "EXORBITANTE" LO QUE SE PIDIÓ EN 2014 POR LAS FRECUENCIAS
El controvertido ministro de Comunicaciones apeló a las inversiones que deberá realizar la empresa que son las mismas que harán las que pagaron.

En medio de las fuertes críticas que suscitó la autorización a Nextel de Cablevisión para dar 4G sin licitación y sin pagar por las frecuencias, el ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, aseguró que la empresa "tendrá que pagar" el cambio de destino de las bandas (de telefonía fija a móvil) y además, "va a tener que hacer un despliegue de u$s400 millones en dos años". "Van a tener que pagar, pero no las cifras exorbitantes que pedía el Gobierno anterior", explicitó.

La argumentación es por lo menos débil: por la resolución 1034 publicada el lunes se delegó en el presidente del ENACOM (organismo regulador), Miguel de Godoy, "la determinación del valor único de referencia (VUR) correspondiente a cada banda de frecuencias utilizada para las comunicaciones móviles".

De esta forma, el valor de las frecuencias del espectro radioeléctrico, de alto interés económico por el avance constante de las telecomunicaciones, queda depositado en una sola persona. Y a lo sumo ese funcionario deberá aplicar "la media aritmética de los valores finales resultantes de subastas realizadas para cada banda involucrada en el proceso de refarming", lo que en principio representa una insignificancia o un imposible porque se trata de frecuencias que se asignaron en forma directa años atrás a pequeñas firmas que en junio del año pasado fueron compradas por Nextel, en el primer paso de la estrategia que coronó esta semana con la autorización para dar 4G con esa porción del espectro.

Inversiones

Además carece de sentido que Aguad recuerde que Nextel deberá hacer una inversión de u$s400 millones en dos años, porque las compañías que participaron de la licitación en 2014 y pagaron en total más de u$s1.500 millones por las frecuencias tienen que invertir también para el desarrollo del servicio.

El polémico procedimiento, que permite a Nextel-Clarín dar 4G, tiene además la particularidad de que no parece poner límite en años para el uso de las frecuencias, aun cuando las adjudicadas a Movistar, Personal y Claro en 2014 tienen una vigencia de 15 años.

Se sospecha que en Telefónica (Movistar) y Telmex (Claro) se acentuó el malestar tras la decisión del ENACOM, pero la situación es distinta en el caso de Telecom (Personal), porque el accionista controlante, el grupo Fintech, de David Martínez, tiene también el 40% de Cablevisión y ésta es la dueña de Nextel.

A fin de año cuando se conoció el decreto 1340 que habilitó a cambiar el destino de las frecuencias y la doble utilización, Telefónica advirtió que iría al CIADI por trato discriminatorio debido a que debió pagar las bandas para dar 4G y Nextel iba a poder hacerlo sin pagar, tal como está ocurriendo.

Con Mauricio Macri en España y una reunión pactada para mañana, con el titular del grupo Telefónica, José María Alvárez Pallete, la empresa no hizo comentarios. Sin embargo, se entiende que el tema formará parte de la conversación entre Macri y el representante de la compañía.

Dentro del oficialismo se discute en Buenos Aires si la comunicación sobre Nextel tres días antes de la entrevista con Telefónica, fue un nuevo error de gestión o si se trató de una demostración de poder para luego empezar una negociación con la empresa. Pero de todos modos hay poca expectativa sobre el resultado de las conversaciones. Los que conocen a la empresa española afirman que sus directivos creen que "no hay condiciones claras de competencia y que se cambiaron las reglas de juego, no con un espíritu aperturista, sino para favorecer a un actor determinado".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario