Economía

Exportaciones explican la diferencia en la actividad económica entre regiones

Una marcada disparidad en la performance económicas según las distintas provincias o regiones es el resultado que arrojó un estudio del IERAL de la Fundación Mediterránea. El análisis, que comprende desde el primer semestre de 2015 hasta el mismo período de 2019, registró variaciones positivas o cercanas a neutras en toda la región pampeana, así como Neuquén, Mendoza y Tucumán; mientras que en los distritos de Catamarca, Santa Cruz, Chubut y La Rioja el rendimiento en ese sentido es negativo.

“La masa salarial privada experimentó una caída significativa en el período, con guarismos de todos modos más moderados en La Pampa, Tucumán y Jujuy, pero muy marcados en Tierra del Fuego, Catamarca y Santa Cruz. Hubo cierta compensación por el lado de la política fiscal en algunas provincias (caso de San Juan, Córdoba y La Pampa), pero en el NEA y en el NOA esta variable terminó siendo pro-cíclica”, analizó el informe, que detalló: “La diferencia la hizo el impulso exportador, que resultó significativo y positivo en provincias como Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, Corrientes, San Juan, Mendoza, San Luis y Neuquén. En cambio, la contribución del segmento de exportaciones fue negativa para los casos de Santa Cruz, Jujuy, Santiago del Estero, Misiones, Chaco y Catamarca”.

Para analizar los vaivenes de los desempeños a nivel regional, el estudio tomó en cuenta tres indicadores. Por un lado, el impulso privado: “Si hay más personas empleadas o mejora el poder de compra de sus salarios, la población comprará más, e impulsará la actividad económica, especialmente a través del comercio. En estos últimos años, el estancamiento y las diferentes devaluaciones terminaron generando una significativa caída en el poder de compra de la población en todas las provincias argentinas, que explica la abrupta caída en las ventas comerciales, especialmente en aquellas de bienes de consumo postergable, como los autos. Es decir, hablamos de un impulso privado negativo”.

Otro de los factores analizados fue el denominado impulso exportador: “En 2016 se redujeron impuestos a la exportación y se quitaron distinto tipo de restricciones, mientras que desde mayo de 2018 el dólar se encareció notoriamente. Estos factores repercutieron positivamente en aquellas provincias con mayor sesgo exportador. Aun vendiendo el mismo monto en dólares, se beneficiaron al percibir un dólar más caro. La región más exportadora es la Pampeana”.

Finalmente, se refirió al “impulso fiscal”. “El gobierno puede movilizar la actividad económica, quitando menos recursos a la población y empresas (menos impuestos), y otorgado más fondos (vía mayor gasto público). Esta política expansiva es posible cuando el gobierno tiene un margen financiero, sea con superávit fiscal, o reduciendo ahorros o endeudándose. Las provincias más beneficiadas con las exportaciones, no fueron fiscalmente contractivas, observándose que su recaudación de impuestos se rezaga con respecto a la inflación. En algunos casos también hubo expansión del gasto público”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario